CrónicasEconomíaFeaturedSociedad

Compensación por pérdida de empleo: el CESE por una reforma « sistémica progresiva »

Economía y finanzas

 

A la luz de las disposiciones de la ley marco de protección social, el Consejo Económico, Social y Medioambiental (CESE, siglas en francés) recomienda,  « una reforma sistémica progresiva » de la indemnización por pérdida de empleo (IPE) y recomienda el estudio urgente de un sistema de prestaciones por desempleo.

En un estudio sobre el sistema IPE realizado a raíz de una remisión a la Cámara de Consejeros, el CESE pfrecisa que este sistema de prestaciones por desempleo debe incluir un régimen de seguro junto con un régimen de asistencia, vinculado a un sistema activo de ayuda para la reincorporación al trabajo.

El esquema de seguro incluye dos mecanismos, a saber, un esquema de seguro de desempleo para los empleados cotizantes que permitiría superar los límites actuales del IPE mediante la reducción del número mínimo de días de cotización exigidos, el aumento del límite máximo de la asignación ( 4 a 5 salarios mínimos), la extensión de la duración de los beneficios de manera proporcional a la duración del aporte, el fortalecimiento del financiamiento del sistema mediante la eliminación del tope de contribuciones al IPE, la simplificación de trámites administrativos y la extensión gradual de las condiciones de elegibilidad.

El segundo dispositivo consiste en un régimen de seguro de desempleo para los autónomos, indica el CESE, señalando que esta propuesta, que intervendría paulatinamente, en una segunda fase, debe ser objeto de un debate más amplio para tener en cuenta las especificidades de la diferentes profesiones e implica definir de antemano lo que constituiría el cese de actividad para estas categorías de trabajadores.

En cuanto al régimen de asistencia, cubrirá a los trabajadores que hayan perdido su empleo y no cumplan las condiciones de elegibilidad para el seguro de desempleo o personas al final de su derecho.

El Consejo subraya que el sistema activo de asistencia para la reincorporación al trabajo debería ser parte integrante de este nuevo sistema garantizando el acceso de los beneficiarios a los mecanismos de formación para la formación o el reciclaje profesional.

El objetivo, continúa la misma fuente, es promover su rápida reintegración al mercado laboral, involucrando, en este proceso, de manera obligatoria y formal, a ANAPEC y OFPPT.

Además, el CESE observa que, desde su creación en 2015, un número muy limitado de personas se beneficia realmente de la IPE.

Según las últimas cifras disponibles, el número de beneficiarios de este subsidio ha alcanzado, desde su creación, 77.826, « muy por debajo del objetivo de 30.000 beneficiarios al año ».

« Esta compensación, que se implementó, en caso de despido, por un período de seis meses, en beneficio de los empleados del sector privado formal, declaró a la CNSS, se parece más a una red de seguridad social que a un seguro de desempleo. En efecto, el importe mensual de la indemnización equivale al 70% del salario de referencia (salario medio mensual declarado de los últimos 36 meses) sin superar el importe del salario mínimo legal (SMIG) ”, señala el CESE.

El análisis de las características del actual sistema IPE pone de manifiesto una serie de razones que limitan su alcance, indica el CESE, citando « las condiciones restrictivas de subvencionabilidad », con el rechazo en particular de la mitad de las solicitudes por el insuficiente número de días declarados , « el nivel insuficiente de las indemnizaciones pagadas », con el salario mínimo como base de cálculo, y que no tienen en cuenta ni la duración de las cotizaciones ni la diversidad de situaciones de las categorías profesionales.

« Esta situación insta a la urgencia de reorganizar este subsidio, que es uno de los cuatro ejes que apunta la reforma prevista por la ley marco de protección social », dijo la misma fuente.

Esta reorganización podría tomar la forma de una reforma paramétrica, que ha sido la vía preferida desde 2018 por el gobierno, antes de la aprobación de la ley marco de protección social.

El examen por el CESE de esta modalidad « sugiere que sigue siendo limitada, actuando solo sobre un parámetro (período mínimo de cotización), que es la opción menos costosa económica y socialmente menos ventajosa ».

El Consejo fue remitido el 18 de enero de 2021 por la Cámara de Conjeros para la realización de este estudio sobre el sistema de indemnización por pérdida del empleo que se enmarca en la adopción de la ley marco de protección social.

Esta reforma se inició siguiendo las directivas reales emitidas con motivo de la Fiesta del Trono en julio de 2020.

El presente estudio, elaborado con un enfoque participativo, tiene como objetivo, por un lado, determinar las razones para restringir el beneficio de esta cobertura a un número de personas y, formular propuestas de reorganización del sistema con miras a ampliar la base de beneficiarios, a la luz de los lineamientos de la ley marco de protección social por otro. Map

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page