CrónicasEn voz altaFeatured

COMUNICADO DE PRENSA DEL FORUM CANARIO SAHARAUI SOBRE BRAHIM GHALI COMUNICADO DE PRENSA DEL FORUM CANARIO SAHARAUI SOBRE BRAHIM (ACTUALIZADO 14 DE MAYO)

Nota de prensa

Foro-canario-sahraui
Foro-canario-sahraui

Han pasado más de tres semanas desde la llegada a Logroño de Brahim Ghali, secretario general del Frente Polisario, y pese a que poco a poco se van despejando algunas dudas al respecto de lo que fue una entrada al país llena de artimañas, pero vacía de transparencia tanto por parte del protagonista, como del gobierno y el Polisario, aún permanecen sin esclarecer algunas incógnitas sobre este vergonzoso affaire, tal y como hemos denunciado anteriormente.

A primera vista, si bien en nuestro anterior comunicado aplaudíamos los primeros pasos que desde el Poder Judicial se estaban dando al respecto de las querellas pendientes presentadas en la Audiencia Nacional contra Brahim Ghali, observamos y lamentamos que haya habido pocos movimientos judiciales en los últimos días relativos a esta cuestión, algo que esperamos cambie en los próximos días. Si bien entendemos que la justicia maneja sus propios tiempos, y que no siempre goza de la celeridad deseable debido a los pertinentes trámites que cada causa conlleva, creemos que en este caso deberían tenerse en cuenta las particularidades propias del personaje en cuestión. Tanto por las veces que ha esquivado a la justicia tras ser citado, como por la forma en la que entró en el país. Entendemos que, si entró a escondidas a España, evitando en lo posible que trascendiera su presencia en suelo español, estamos seguros que haría lo propio para abandonar el país utilizando artimañas similares una vez recuperado.

Es por ello que queremos recordar nuevamente la necesidad de poner urgentemente bajo custodia policial al citado Brahim Ghali, en el mismo Hospital San Pedro de Logroño donde se encuentra ingresado, para con ello evitar que vuelta a sortear la acción de la justicia, hasta el día de su declaración ante el juez Santiago Pedraz, prevista en principio para el próximo 1 de junio en la Audiencia Nacional.

Por otra parte, seguimos teniendo poca o ninguna información del hecho en sí por parte del gobierno, tal y como también denunciamos anteriormente. Si bien esta semana algún medio daba pistas al respecto de la hermética y sigilosa entrada de Ghali, presuntamente por la base aérea de Zaragoza, seguimos echando en falta explicaciones oficiales desde el Ministerio de Exteriores sobre su autorización de entrada en España, así como de los pormenores del presunto acuerdo a tres bandas del gobierno español con Argelia y el Polisario, el asunto de las posibles identidades falsas tanto al entrar como al registrarse en el Hospital, el porqué de su traslado a Logroño o la confirmación de si fue Zaragoza el aeropuerto. Así como muchos otros detalles sobre su entrada que permanecen invisibles al gran público debido al velo informativo impuesto por el gobierno, y más concretamente por su Ministerio de Asuntos Exteriores.

En ese sentido, y pese a que desde el Partido Popular se ha producido algún leve movimiento esta semana a través de su presidente Pablo Casado, observamos con cierta sorpresa y estupor la poca trascendencia que este hecho ha tenido desde sus inicios en el arco parlamentario español dentro del debate político.

 No en vano, usando un paralelismo cercano (en lo que a opacidad del caso se refiere y salvando las distancias), no hay que olvidar la trascendencia que tuvo el conocido como ‘Delcygate’, (sobre la llegada a España de la vicepresidenta de Venezuela Delcy Rodríguez en 2020), con innumerables intervenciones y referencias en ambas cámaras por los partidos de la oposición al gobierno, así como la difusión en los medios de comunicación más cercanos a estos, y que incluso aún hoy continúan. En este caso, sorprende que las referencias al hecho por parte de dichos partidos hayan sido mínimas, pese a la conocida cercanía del Frente Polisario con los regímenes de Cuba o Venezuela, por ejemplo. Especialmente cuando además hablamos de un personaje cuya trayectoria en lo que a violaciones de derechos humanos se refiere está puesta en entredicho.

Es por ello que demandamos a dichos partidos que soliciten, a través de las comisiones correspondientes, la comparecencia urgente de la Ministra de Asuntos Exteriores, Arantxa González Laya en sede parlamentaria, para dar las oportunas explicaciones y responder a las correspondientes preguntas sobre este caso turbio y sospechoso. Se hace del todo imprescindible conocer su valoración de los hechos en dicha sede, con la máxima difusión pública, de la situación actual de este suceso, que de prolongarse más en el tiempo amenaza con enturbiar las buenas y necesarias relaciones existentes entre España y Marruecos, debido tanto a la inacción y el desdén del ministerio en este asunto, como a las sombras que se ciñen sobre el mismo en cuanto a su transparencia.

Por último, queremos subrayar una vez más la desfachatez del Frente Polisario, emitiendo un comunicado virtualmente atribuido a Brahim Ghali, y publicado en uno de sus medios oficiales (El Confidencial Saharaui) con motivo de la fiesta del fin del Ramadán, Eid Al Fitr, y del que desconocemos en realidad su autoría ya que damos por sentado que su estado de salud no lo permitirá dedicarse a estos menesteres. En dicha publicación, además de arremeter contra todo lo imaginable, el Polisario criticó incluso a la prensa española al respecto de la entrada de Ghali en España al decir que “los medios de comunicación españoles, la Razón, ABC, Europa Press, El Mundo, todos han cacareado esa falsa noticia, manchando la reputación y profesionalidad de los cuerpos y fuerzas de seguridad españoles, para deleitar a Marruecos”.

No solo sorprenden, sino que producen sonrojo leer estas manifestaciones. No hay que olvidar que el día que este caso salió a la luz, el aparato de comunicación del Polisario, estuvo toda la jornada jugando ‘al gato y al ratón’ con medios y periodistas españoles, incluidos los más cercanos a sus posiciones. Ante el máximo interés informativo de aquel día, el comportamiento del Polisario a la hora de informar fue insultante. Desde que Ghali estaba en Argel recuperándose de Covid, o que hizo una escala en España tras pasar por Alemania, pasando por que se encontraba en los campamentos de Tinduf, fueron algunas de las mentiras que dieron a elegir al consumidor aquel día. Ahora dicen que “ha pasado la etapa crítica y se está recuperando”, pronto sabremos si es otra nueva mentira del Polisario en este bochornoso “Ghaligate”.

Nacho Ortiz palacio

Las Palmas de Gran Canaria, a 14 de mayo de 2021.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page