Buenas noches MarruecosCrónicasFeatured

Comunicado sobre la ruptura del alto el fuego en el Sáhara Occidental, anunciado por el Frente Polisario

Fórum Canario Saharaui

 

Al respecto de los recientes acontecimientos acaecidos en relación al contencioso del Sáhara Occidental en el paso fronterizo del Guerguerat, este Fórum Canario Saharaui quiere hacer constar lo siguiente:

Guerguerat bloqueo

Desde el pasado 21 de octubre del presente año, un grupo numeroso de saharauis, a instancias de la dirección del Frente Polisario, ha estado bloqueando el paso fronterizo del Sahara Occidental en la zona sur limítrofe con Mauritania, en el conocido como paso del Guerguerat, y desde donde se accede a la ciudad mauritana de Nuadibú. En dicho lugar procedieron a destruir la carretera, abriendo una zanja en el asfalto y produciendo un bloqueo de la misma con barricadas. Esto ha producido la interrupción de la libre circulación de cientos de camiones y personas, con el consiguiente perjuicio a los mismos y al libre comercio, por ser esta una vía de gran interés regional e internacional en ese sentido.

Cordon de seguridad

Posteriormente, el pasado viernes día 13 del actual, se llevó a cabo una intervención por las Fuerzas Armadas Reales marroquíes, con las claras reglas de intervención que estipulaban “evitar cualquier contacto con personas civiles”, así como eludir cualquier tipo de intención beligerante. El objetivo de esta operación no era más que el establecimiento de un cordón de seguridad para dejar expedito el paso de la vía, y así poder despejar el bloqueo, dada la gravedad de la situación que se iba prologando indefinidamente en el tiempo.

Durante esta operación, la cual de facto ha sido únicamente de restablecimiento del orden público, la milicia armada del Polisario abrió fuego contra las FAR, que repelieron de la misma forma la agresión, obligando a los milicianos a huir, no habiéndose producido victimas en el suceso. Tras la intervención de las FAR, los guerrilleros del Polisario incendiaron el campamento de tiendas de campaña que habían montado, huyendo en jeeps y camiones hacia el este y sur bajo la mirada de los observadores de la MINURSO. En el momento en que se produjo la intervención, había 208 camiones bloqueados a ambos lados de la frontera. De estos, muchos de ellos eran de empresas españolas, especialmente gallegas, cuya flota faena en Mauritania, con el consiguiente perjuicio a sus intereses. Las autoridades marroquíes, a la vista de la gravedad de los hechos provocados por el Polisario, y de acuerdo con las condiciones del alto el fuego, declararon que dichas acciones eran una flagrante violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, así como de los llamamientos de su Secretario General, para preservar el libre movimiento civil y comercial en esa frontera.

Cabe destacar que, dicho paso fronterizo, es utilizado recurrentemente por el Frente Polisario como lugar de conflicto y fuente de tensiones, cada vez que necesita llamar la atención a nivel internacional o desviarla de otros asuntos, con el consiguiente foco mediático y titulares que reaviven la llama del enfrentamiento armado. El motivo no es otro que la pérdida constante de credibilidad de sus dirigentes —ya en plena gerontocracia— entre su refugiada población, y que redunda en la perdida de apoyos a su causa a nivel internacional. Así como los distintos reveses internos, donde el nuevo Movimiento Saharauis por la Paz, de reciente creación, reclama su cuota de liderazgo con objeto de llegar a una solución pacifica del diferendo que el Polisario no ha sabido, o no ha querido encontrar, más allá del consabido referéndum.

No en vano, cabe señalar la situación vivida en 2017, cuando se produjo una escalada de tensión en la región y donde, pese a los repetidos llamamientos de la ONU y de su Secretario General, Antonio Guterres, el Polisario estuvo negándose durante meses a retirarse del área, cosa que finalmente no tuvo más remedio que hacer, después de elevar la tensión en la zona hasta límites imprevistos bajo las órdenes de su secretario general Brahim Ghali.

En cualquier caso, pese a sus llamamientos para reactivar el conflicto en su versión más cruenta, la bélica, debemos subrayar que de momento solo hay comunicados del Polisario y mucho ruido en las redes sociales, pero pocos hechos constatados. De hecho, pese a que el presidente de la autoproclamada RASD, Brahim Ghali, declarase oficialmente en uno de esos comunicados la ruptura del alto el fuego firmado en 1991, llamando a tomar medidas con respecto a la implementación del estado de guerra, Marruecos ha optado por la prudencia después de esta declaración de ruptura, y mientras el Polisario divulga haber atacado a las FAR en varios frentes del muro y en el sur en la zona de Guerguerat, los medios oficiales marroquíes no consideran esos ataques, cuando no los desmienten.

Igualmente queremos recordar las sobradamente demostradas predilecciones belicosas del mencionado Brahim Ghali. Ya en la década de los ochenta, y cuando más virulencia terrorista ejercían los guerrilleros del Polisario en los ataques a las embarcaciones y pesqueros canarios que faenaban en aguas saharianas, el máximo responsable era el propio Ghali, como ministro de defensa de la autoproclamada RASD. No es casualidad por ello, su querencia por este tipo de escaramuzas desde que dirige el Polisario.

Por último, a la vista de la falta de informaciones concretas y contrastables sobre esta situación, y ante la opacidad de la situación, queremos pedir responsabilidad a la ciudadanía interesada en el devenir de este conflicto, así como a algunos medios digitales —tanto de la región en conflicto como en España— y cuentas de redes sociales que, a nuestro entender, están dando excesivo pábulo a esta cuestión debido a la utilización de fotos y videos que son de otras épocas y lugares, dando paso a la consiguiente desinformación, bulos y fake news.

Estos han maximizado los incidentes hasta elevarlos a un escenario de guerra total, hablando de muertos, heridos, ataques varios, etc. Como sabemos, esto tiene su efecto multiplicador en redes sociales, donde de manera alarmista y manipuladora se ha llegado incluso a poner en peligro la integridad territorial de nuestras islas. Lo normal y responsable, en un caso como este, es esperar noticias de agencias, medios y fuentes fidedignas, huyendo del pozo negro que a veces son las redes sociales.

Ante esta situación, y por todo lo anteriormente expuesto, este Fórum Canario Saharaui espera que impere la cordura entre los dirigentes del Polisario, atienda a las peticiones de Naciones Unidas, y se aleje de cualquier opción beligerante. La cual, además de haber sido provocada por su bloqueo del paso del Guerguerat, solo terminaría en una tragedia hacia la población que dicen defender, y que acabaría por finiquitar cualquier posibilidad de arreglo pacífico entre las partes. Un arreglo que, especialmente desde que ostenta el poder su actual máximo mandatario, Brahim Ghali, solo parecen querer conseguir apelando a la vuelta a las armas.

Las Palmas a 14 de noviembre de 2020.

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Bouton retour en haut de la page