COMUNICAR ES DECIR LA VERDAD: El arma más mortífera  no es la bomba atómica…ES LA MENTIRA, Muchas ONG’s mundiales de DD.HH. como Amnesty International (AI) y Human Right Watch, Mienten y obtienen dinero por ello… Dr. Mario H- Concha Vergara,Ph.D. Director de la Corporación Olof Palme-Chile

0

Amnistía Internacional (AI) es una de las organizaciones de derechos humanos más importantes del mundo. Sus declaraciones modelan opinión pública, mientras que los Estados se sienten obligados si no a tenerle en cuenta, cuando menos a responderle. Un movimiento a favor de la justicia que aspire a llegar a un público amplio y a influir en la política de Estado no se puede permitir ignorar a AI si esta se equivoca o cuando lo hace. Pero, AI ha perdido verdaderamente el norte y su objetivo debemos documentarlo con la esperanza de que AI haga una corrección o de que sus miembros de base le obliguen a hacerla.

El cardenal y presidente del Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz del Vaticano, Renato Martino, ha asegurado que tanto los fieles como las organizaciones católicas “deberían retirar su apoyo” a Amnistía Internacional (AI) debido a su recientemente aprobada política a favor del aborto en determinados casos. En una entrevista concedida al semanario americano National Catholic Register, Martino considera que con esa decisión, AI “ha traicionado a su propia misión” y “a los colaboradores creyentes que la han apoyado a lo largo de estos años”, quienes “habían confiado en la misión integral de AI a favor de la promoción y protección de los derechos humanos”. Según Martino, los esfuerzos de AI por justificar el aborto en caso de violación o peligro para la vida o la salud de la madre son moralmente indefendibles.
“Tony Cartalucci, el experto analista político estadounidense, recuerda que Amnistía Internacional recibe financiación de “Open Society Institute” de George Soros, además del “Departamento para el Desarrollo Internacional de Gran Bretaña” y de la Unión Europea. Demasiados intereses y demasiados vínculos con el mundo del poder político-financiero y las corporaciones como para esperar justicia e imparcialidad en sus actuaciones…”
Juan Carlos Moraga Duque, presidente del Centro de Estudios del Magreb Para Las Américas, plantea en una Declaración para el Diario Info Marruecos que: El reciente rechazo de Marruecos al informe de Amnistía Internacional respecto al juicio de los detenidos relacionado con los acontecimientos de Al Hucemas por “falta de objetividad y de imparcialidad reconocidas en las normas internacionales”, es la culminación de un ascendente proceso de perdida de crédito ante la opinión pública de esta institución pues, precisamente y como se denuncia,“no se realizó un trabajo de campo, tampoco una lectura jurídica del veredicto inicial y, en lugar de argumentos en derecho, el informe plantea “cuestionamientos”. Tampoco hace referencia a que la independencia de la justicia en Marruecos se encuentra consagrada por el artículo 107 de la Constitución. En ese marco, el texto es claramente contradictorio, carece de los datos jurídicos que contiene el dosier sometido a la justicia y no hay fuentes plurales de consulta, lo que le resta crédito. A pesar de lo anterior, la delegación interministerial de los Derechos Humanos de Marruecos se declara “abierta a toda iniciativa que pretenda mantener un diálogo constructivo “en esta materia y anuncia la entrega de todos los antecedentes relacionados con este caso que, según observadores independientes, se ajusta a derecho y cumple con las normas de un debido proceso.
 Human Right Watch organización de DD.HH, a la cual pertenecen muchos miembros de diferentes ONG’s de Chile, y que avalan los informes de esa entidad, que son calcados de los de Amnistía Internacional,  informó falsamente que en “Marruecos las protestas callejeras más nutridas que ha visto el país desde la Primavera Árabe de 2011, pusieron en evidencia los límites a la tolerancia de Marruecos a la libertad de expresión y el derecho de reunión pacífica, dijo Human Rights Watch en la publicación de su Informe Mundial 2018. Marruecos debería liberar a todos los manifestantes pacíficos encarcelados y abolir las disposiciones del código penal que permiten al gobierno encarcelar a personas por expresar sus opiniones.
Por su parte, el gobierno de Marruecos muy certeramente dijo que “El informe de Human Rights Watch (HRW) sobre los acontecimientos de Alhucemas, comprende alegaciones y errores sin fundamento sobre la gestión y tratamiento, por las autoridades públicas, de las manifestaciones que registró la región (Alucemas) y sus alrededores, afirmó la Delegación Interministerial para los Derechos Humanos (DIDH).
Cada director de HRW recibe un salario de 5 mil dólares mensuales, lo mismo que los de A.I., lo cual verdaderamente es un insulto para los ciudadanos comunes que dicen proteger, sobretodo y considerando que emiten informes desde sus escritorios sin pisar el terreno que se supone encuestan.
Yo, fui Director de AI Chile,(Ad honorem) renuncié el año 2015 debido a que esta organización está completamente dogmatizada en varios temas que son: 1) Defensa del Aborto; 2) Defensa del Matrimonio Gay; 3) Defensa de una burocracia muy bien pagada que se cree dueña de los objetivos y 4) Defensa al terrorismo de un sector mapuche rechazado por el 90% de dicho pueblo. Es más, dos directores renunciaron un año después acusando a la Directora General y demás miembros del staff de AI – Chile de obtener grandes recursos económicos para fines propios. Esta acusación fue efectuada ante un tribunal administrativo chileno en 2017. Amnistía Internacional Chile, se negó repetidamente a apoyar las demandas del los ex-presos políticos bajo el mandato de la presidenta Bachelet y se negó a discutir los casos de persecución a ciertos dirigentes venezolanos sólo hasta que AI Venezuela lo hizo.
Twitter se defiende de la acusación de ser “HYPERLINK “https://www.trecebits.com/2018/03/21/twitter-viola-los-derechos-de-las-mujeres-segun-amnistia-internacional/”tóxico” para las mujeres, como sostiene el último informe de Amnistía Internacional. El estudio, dedicado a conocer la experiencia y situación de 86 políticas, periodistas, blogueras o escritoras en la red social, señalaba la facilidad con la que las mujeres son objeto de acoso, abuso verbal y hasta amenazas en Twitter.
Muchas de ellas hacían hincapié en que el mal trato online superaba, con creces, el que recibían habitualmente de forma offline por desempeñar sus profesiones o por el simple hecho de ser mujer.
Las recomendaciones de Amnistía Internacional pasaban por recordarle a Twitter que incurre en un delito “contra los derechos humanos” y que debería reforzar el sistema y la publicación de las quejas y las denuncias, así como desglosar las que llegan por parte de mujeres.
Amnesty International ha llegado tan lejos que atenta directamente en contra de la libertad de opinión. A.I. pretende que Twitter no de cabida a las críticas a mujeres o que éstas tengan protección sin decir de qué. Vijaya Gadde, del equipo de Política, Confianza y Seguridad de Twitter, habla de que es una “injusta representación” llegar a decir que Twitter viola los derechos humanos con el trato y la protección que ofrece a las usuarias.
Según Twitter, el hecho de que los recientes movimientos como el de #MeToo o #WomensMarch hayan elegido la red social para expandirse implica que las mujeres no tienen esa visión tóxica de Twitter como Amnistía Internacional asevera.
En los últimos años AI ha publicado informes de derechos humanos meticulosamente documentados y legalmente impecables sobre el conflicto israelí-palestino, por ejemplo Operation “Cast Lead”: 22 days of death and destruction [Operación Plomo Fundido: 22 días de muerte y destrucción] una virulenta crítica del ataque de Israel a Gaza en 2008-9. Pero este no ha sido siempre el caso. Durante muchas décadas esta no tan venerable organización de derechos humanos dio de hecho carta blanca a Israel para su práctica generalizada de la tortura en los territorios palestinos ocupados. A juzgar por sus informes publicados después del ataque israelí a Gaza en el verano de 2014, la Operación Margen Protector, AI está volviendo a sus disculpas anteriores.
Para quienes han llegado a fiarse de AI y citarla como fuente de un correcto informe de derechos humanos esta evolución es inquietante y profundamente frustrante.  A.I. Hace una grave acusación global  AI a Hamas en el informe Unlawful and Deadly: Rocket and mortar attacks by Palestinian armed groups during the 2014 Gaza/Israel conflict [Ilegales y mortales: ataques con cohetes y mortero de grupos armados palestinos durante el conflicto Gaza/Israel de 2014]
 de vista de los derechos humanos de la Operación Margen Protector (en adelante la OMP).
TABLA – Pérdidas civiles en la operación Borde protector
Víctimas
totales
(de las cuales son niños)
Civiles
(% del total de víctimas)
Daños directos a infraestructuras civiles (en dólares)
Viviendas civiles destruidas /inhabitables
Israel
73 (1)
67 (92)
55.000.000[6]
Gaza*
2.200 (550)
640 (30)
4.000.000.000[8]
  • *Las cifras de Gaza se han redondeado. En toda esta monografía las cifras altas se redondean en decenas, centenas o miles.
  • **Uno de los civiles era un trabajador inmigrante tailandés.
***Otras 11 sufrieron algún daño.
****Otras 38.000 sufrieron algún daño.
“Una vez más los civiles de ambas partes fueron los más castigados por la tercera guerra a plena escala en menos de seis años”, observa AI en in Unlawful and Deadly. Aunque se podría decir que esta afirmación es cierta, oculta la abismal diferencia entre la magnitud del sufrimiento infligido a los gazíes en comparación con el de los civiles israelíes
Resulta difícil encontrar un ejemplo más gráfico de una diferencia cuantitativa que se convierte en cualitativa que el único niño israelí frente a los 550 niños gazíes asesinados y no merma el carácter sagrado de cada vida el indicar que si la muerte de un niño israelí es terrible, entonces, según el mismo cálculo, la muerte de niños en Gaza es 550 veces más terrible. Al parecer para A.I. los niños árabes no tienen valor.
“Una sarta de mentiras”: Rusia niega las acusaciones de Amnistía Internacional que ha acusado a Rusia en diferentes oportunidades sin tener pruebas de la intervención rusa en Siria en dónde según la ONG Rusia ha matado a miles de civiles con bombardeos aéreos. Rusia a denunciado el doble estándar de dicha organización y de crear denuncias falsas sin haber nunca estado en terreno ni tener  avales que manifiesten la veracidad de sus denuncias. (Para esto recomendamos ver: https://www.youtube.com/watch?v=m4OGClCBU5w); por supuesto el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, el general Ígor Konashénkov, refutó las acusaciones de la ONG, así como lo han hecho tantos dignatarios de otros países.
En República Dominicana se observa que constantemente A.I. arremeta contra políticas y decisiones soberanas del país, lo que puede interpretarse como parte de un plan dirigido a una vulgar intromisión externa. En un informe divulgado en París, Amnistía Internacional denuncia la penalización del aborto en casi todas las circunstancias en República Dominicana, además de que continúan las deportaciones y muchas personas siguen siendo “apátridas”.
Para las autoridades de Rep.Dominicana ambas formulaciones están descontextualizadas pues en cuanto a la penalización del aborto, es bueno que Amnistía Internacional tenga entendido, dicen la autoridades, y comprenda que República Dominicana tiene todo el derecho constitucional y soberano de decidir sobre si penaliza o no esta práctica, en las circunstancias que se presenten dentro de su propia realidad. Es decir, que los dominicanos no pueden aceptar presiones desde el extranjero para trazar su  destino ni su futuro, en el ámbito que sea.
Amnistía Internacional, acusa al gobierno legítimo de Siria de “miles de ahorcamientos en las cárceles” y de “ejecuciones masivas”. Exactamente igual que hizo con Libia, en donde una “fosa común” de huesos de camello fue convertida en cientos de asesinatos.
¿Por qué Amnistía Internacional no pide ni propicia una intervención internacional ante las claras acciones de vulneración de los Derechos Humanos por parte de dictaduras totalitarias del Golfo como Arabia Saudí, Qatar, Bahrein…(socias de Israel)?
¿Qué legitimidad tienen estas salvajes dictaduras o Amnistía Internacional para apoyar guerras en nombre de la democracia? ¿Qué hace una supuesta organización humanitaria siendo cómplice de estos dictadores del Golfo en los crímenes de guerra que han emprendido en Oriente Medio?
Podríamos decir muchas cosas más sobre las falsedades de A.I. pero la que hace contra Marruecos escapa a todo criterio pues es claro que allí existe una democracia en donde impera el Estado de Derecho y la posición de A.I. pareciera ser otro salvavidas para el Frente Polisario que está cada día más aislado.
E.mail: conchamh@gmail.con