Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Con o sin mentor ¿A quién representa el Polisario?

Tiempo de reflexion

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Con más del 75% de los padres fundadores del Frente Polisario en su país: Marruecos y, según la ONU más del 70% de los habitantes originarios del Sahara ex español en su país: Marruecos, es absolutamente legítimo preguntar ¿A quién representa aun el Polisario?

Si junto a esto sumamos las prisiones, la malversación de la ayuda humanitaria, el tribalismo, la precariedad extrema y selectiva y la privación de casi todos los derechos una vida digna estamos en nuestro derecho de preguntar ¿A quién representa aun el Polisario?

Frente a este lúgubre panorama en el Sahara marroquí, según propios y extraños, la población vive digna y decentemente, y disfruta de todos y cada uno de sus derechos.

45 años de mentiras, de servidumbre y de despojo de la dignidad y el orgullo saharaui.

45 años bajo las botas de los militares argelinos, auténtica autoridad de ocupación en sus campamentos de Tinduf.

Los verdaderos dirigentes como Omar Hadrami o Ayoub Habib descubrieron prematuramente el carácter mafioso de la impostura separatista de Argelia, optando por el realismo y el sentido común.

Otros, decenas de miles, siguieron el ejemplo, haciendo del Sahara marroquí una de las regiones más prosperas del continente en la más austera época de su vida.

La reflexión no cuesta nada…

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page