Consejo de los Derechos Humanos: La delegación marroquí desmonta las alegaciones argelinas sobre el Sahara marroquí

0

Ginebra  -Map  

La delegación marroquí en la 39 sesión del Consejo de los Derechos Humanos en Ginebra desmontó, ayer martes, las alegaciones engañosas argelinas sobre la situación en el Sahara marroquí.

En un derecho de réplica en reacción a la intervención de la delegación argelina, el embajador representante permanente de Marruecos ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra, Omar Zniber, expresó su rechazo total “de las declaraciones inaceptables y erróneas de la delegación argelina sobre la situación en el Sahara marroquí”, recordando que “este país sigue implicándose, desde más 45 años, en el mantenimiento absurdo del diferendo político regional sobre el Sahara”.
“La implicación de Argelia es inaceptable, sobre todo que este país tiene un historial muy negativo en materia de violación de los derechos humanos, como fue subrayado en el informe del Comité de los derechos humanos publicado el 26 de julio pasado”, destacó Zniber.
Subrayó que este Comité lamentó mucho, entre otros, que Argelia incumpla sus obligaciones internacionales en materia de protección de los refugiados mediante la transferencia de competencias, sobre su territorio, a una entidad ficticia.
El comité criticó las expulsiones masivas de los migrantes por las autoridades argelinas, sin miramientos ni reserva, en contradicción flagrante con los principios humanitarios, recordó el diplomático marroquí.
“Estos elementos, sumados a decenas de otros que figuran en el informe del Comité precitado, no autorizan a los representantes de Argelia a proferir alegaciones sin sentido contra Marruecos, conocido por sus progresos esenciales en la promoción y el respeto de los derechos humanos”, sostuvo.
Subrayó: “Marruecos, en sus provincias del Sahara, acoge numerosas delegaciones, parlamentarios extranjeros, ONG internacionales, altos responsables de la ONU, entre ellos el enviado especial del secretario general de la ONU, relatores especiales del alto comisionado, que se reúnen con libertad con los representantes de la población, los comités regionales de los derechos humanos, las asociaciones locales, en un espíritu de diálogo sobre el desarrollo considerable que vive el Sahara marroquí y el clima de libertad que allí reina, contrariamente a las declaraciones falsas e indebidas que los representes de Argelia intentan propagar”.