CrónicasFeaturedUltimos artículos

Consejo de Seguridad: Consultas semestrales sin retos sobre la cuestión del Sáhara marroquí

La rutina

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas celebró hoy su reunión de consulta semestral sobre el Sahara marroquí a puerta cerrada.

Esta reunión se desarrolló en un ambiente tranquilo y terminó sin declaraciones.

Según fuentes diplomáticas en Nueva York, los miembros del Consejo de Seguridad siguieron una sesión informativa del Representante Especial del Secretario General de la ONU para el Sahara, Colin Stewart, sobre la situación sobre el terreno, marcada por las violaciones del alto el fuego por el Polisario y sus obstrucciones a la libertad de movimiento de la MINURSO, lo que obstaculiza la capacidad de la misión de la ONU para implementar su mandato de supervisar el alto el fuego.

El Consejo también fue informado por un responsable del Departamento de Asuntos Políticos de la Secretaría de las Naciones Unidas sobre el proceso político bloqueado por la oposición de Argelia y el Polisario al nombramiento de un Enviado Personal.

Por su parte, los miembros del Consejo de Seguridad reiteraron por unanimidad su apoyo al proceso exclusivamente de la ONU, encaminado a alcanzar una solución política, realista, pragmática, duradera y de compromiso a la disputa artificial en torno al Sahara marroquí, basada en las resoluciones de la Consejo de Seguridad desde 2007.

En esta perspectiva, subrayaron el imperativo y la urgencia del nombramiento de un nuevo Enviado Personal, cargo para el que Argelia y el Polisario rechazaron recientemente las propuestas del Secretario General de nombrar al ex Primer Ministro rumano, Petre Roman, y posteriormente al ex Ministro de Relaciones Exteriores de Portugal,  Luis Amado. Por el contrario, Marruecos aceptó sin demora las candidaturas presentadas por Antonio Guterres.

Los miembros del Consejo también pidieron la reanudación, lo antes posible, del proceso de mesa redonda, en el que Argelia es una parte principal consagrada en las resoluciones del Consejo de Seguridad. También insistieron en la necesidad de un clima favorable y adecuado para permitir la reanudación de este proceso donde lo dejó con el ex enviado de la ONU Horst Köhler.

Los miembros del Consejo reiteraron así su apoyo a la iniciativa de autonomía marroquí, como una base seria y creíble capaz de poner fin a esta disputa regional, tal y como se consagra en las resoluciones del Consejo de Seguridad desde 2007, que ven la autonomía como una forma realista, seria y solución creíble.

Los miembros del Consejo también elogiaron la cooperación de Marruecos con la MINURSO, en particular la vacunación de los miembros de esta misión como parte de la campaña nacional de vacunación contra Covid-19. En este sentido, se destacó el éxito de la campaña de vacunación marroquí.

Durante este encuentro, los miembros del Consejo de Seguridad denunciaron el bloqueo de las milicias armadas del Polisario el pasado otoño del paso de Guerguerat, y destacaron la acción pacífica de las Fuerzas Armadas Reales que permitieron restablecer la libertad de circulación de una vez por todas.

Al mismo tiempo, insistieron en el imperativo de la plena cooperación del Polisario con la MINURSO, cuyo mandato de vigilancia del alto el fuego está obstruyendo peligrosamente, bloqueando sus patrullas e impidiendo el suministro de observadores militares. Asimismo, algunos miembros del Consejo expresaron su seria preocupación por la renuncia del Polisario al alto el fuego, instándolo a respetarlo y abstenerse de cualquier acto de provocación. MAP

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page