EconomíaFeaturedSociedad

Consumo/Alerta alimenticia en Europa:  Varios países europeos afectados por los huevos contaminados ONSSA tranquiliza a los consumidores en Marruecos

 

Infomarruecos/Conacentomarroqui/Agencias

  Siete países europeos —Holanda, Bélgica, Alemania, Suecia, Suiza, Francia y Reino Unido— han detectado hasta el momento la llegada de huevos procedentes de granjas donde se utilizó “fipronil”, un pesticida empleado para matar piojos y pulgas prohibido en animales que forman parte de la cadena alimentaria.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) califica su consumo de “moderadamente peligroso”, y aunque las autoridades sanitarias consideran el riesgo para la salud como mínimo, los expertos señalan que su entrada en el organismo en elevadas cantidades puede producir vértigos, náuseas o vómitos, y en el peor de los casos, daños a hígado, tiroides y riñones.
     La crisis salió a la luz la pasada semana en Holanda, donde se localizó una concentración inusualmente elevada del pesticida en 28 remesas de huevos y el Gobierno aconsejó de inmediato a la población interrumpir su consumo. Desde entonces, 180 ganaderos han visto bloqueada su producción y se han retirado del mercado los huevos sospechosos de estar contaminados. La nueva preocupación de los responsables de seguridad alimentaria holandeses es asegurarse de que el pesticida no ha infectado también la carne, en muchos casos también a la venta, para lo que están realizando nuevos análisis. El sacrificio de millares de estas aves en Holanda ha desatado las protestas de grupos animalistas.
    “El impacto sobre las ventas de huevos ya se nota pero no hay que crear pánico”, afirma Emilie Guillaume, de la FUGEA, una entidad que agrupa a ganaderos y agricultores belgas. “Los ganaderos somos, una vez más, las primeras víctimas de este tipo de escándalos provocados por los métodos fraudulentos de compañías que orbitan en torno al sector”, lamenta.
      Bajo la lupa están las empresas que comercializaron el pesticida ilegal, vendido por la compañía holandesa Chick Friends, así como su proveedor belga Poultry-Vision. “Alguien ha adulterado los huevos con un producto prohibido con una intención claramente criminal”, ha criticado contundente el ministro alemán de Agricultura, Christian Schmidt. Así lo consideran los tribunales de Holanda y Bélgica, donde se han abierto sendas investigaciones penales para depurar responsabilidades.
     La alerta ha puesto en duda la capacidad de las autoridades de evitar la llegada a los hogares europeos de productos no aptos para el consumo, como ya sucediera en episodios como el de las denominadas vacas locas, la peste porcinao la contaminación de piensos con dioxinas. El caso amenaza con tener consecuencias políticas.

La alarma por los huevos contaminados alcanza a la carne de pollo en Holanda

 La alarma por los huevos contaminados con el pesticida fipronil alcanza a la carne de pollo. Las autoridades de Holanda han iniciado el análisis de carne de estas aves para buscar trazas del componente. Ya son 13 los países que han recibido lotes huevos sospechosos de estar contaminados con el tóxico usado de manera ilegal, que puede provocar vértigo, náuseas y vómitos si se consume en cantidades altas; España no está entre ellos. La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) afirma que no se han distribuido productos implicados en la crisis alimentaria. Mientras Bélgica y Holanda (donde se inició la crisis) se acusan mutuamente de mala gestión de la crisis, la UE exige sancionar a las empresas responsables.
     La red de alerta europea ha constatado que se han distribuido huevos sospechosos de contaminación por fipronil (no autorizado para su uso en animales de producción de alimentos, como las gallinas) en Austria, Bélgica, Suiza, Alemania, Dinamarca, Francia, Reino Unido, Irlanda, Italia, Holanda, Polonia, Rumania y Suecia. Las autoridades sanitarias han recalcado que los primeros lotes analizados en Bélgica y Holanda —donde surgió la alerta— están por debajo de los niveles considerados de riesgo para el consumo humano. Sin embargo, las asociaciones de consumidores piden responsabilidades y una mejor política de transparencia.
    En España, la AECOSAN ha tratado de tranquilizar a los ciudadanos. “En principio no existe ese riesgo para nuestros consumidores”, apuntó un portavoz de este organismo, dependiente del Ministerio de Sanidad. La inmensa mayoría de los huevos que se venden en España se producen en el país y apenas hay importación.
El escándalo ha llegado en un mal momento político para Holanda, que sigue negociando todavía la formación de un nuevo Gobierno (las elecciones tuvieron lugar el pasado marzo). Con el Ejecutivo de centro izquierda todavía en funciones, no hay, por ahora, respuesta oficial desde La Haya.

 La situación en Marruecos

En cuanto a Marruecos, la Oficina Nacional de la Seguridad sanitaria de los Productos Alimenticios ONSSA, tranquilizó a los consumidores marroquíes de que Marruecos no importa huevos de los países europeos y que depende de su propia producción, excepto pocas cantidades importados el pasado año 2016 durante el mes sagrado de Ramadán. Además, la producción nacional cubre todas las necesidades de los consumidores marroquíes, y exporta a algunos países africanos.
   La misma fuente indicó que los profesionales del sector en Marruecos no utilizan el pesticida “fipronil”.

 

 

 

 

 

Show More

Mokhtar Gharbi

Mokhtar Gharbi المختـــار الغربـــي Periodista صحافـــــــــي Tánger طنجــــــة Tel. mobil 00212 676743345 الهاتف Tel fijo 00212 539308362 www.infomarruecos.ma

Related Articles

Close
Close