Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Coronavirus en Campamentos de Tinduf Confusión y desinformación- V ¿Quién sabe?

Marruecos y no nos conformamos con menos

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a   llegar.

Contrariamente a lo que pretenden los voceros del Polisario, el coronavirus ha demostrado cabal y elocuentemente el escandaloso fracaso del proyecto separatista. Nunca antes el Polisario se ha encontrado más aislado, solo, desamparado, merced a la crueldad de la realidad.

Sin mínimas medidas de precaución, sin la mínima idea de lo que pasa, sin la mínima intención de hacer algo por nosotros, la cúpula del Polisario solo piensa en sus familias y sus próximos… tanto que la emergencia de esta nueva conciencia nacional marroquí no la asusta tanto como antes. Lo esencial para ella, autoritaria que es y fue siempre, ha permitido deshacerse de los mítines de descontento, de las protestas y de las multitudinarias manifestaciones ante la secretaria general en Rabuni y en todo el campamento.

¿Y Cuba? ¿Y Argelia? ¿Y África del Sur? ¿Y Venezuela? El momento de la verdad distingue entre los prefabricados y exclusivamente interesados “aliados” y los que no lo son.

El Coved-19 ha demostrado que hasta los cobradores de comisiones huyen… y que los “solidarios” de pandereta parece tener otros gatos que azotar.

Los campamentos de Tinduf ante su destino. Marruecos está cerca.

 

 

Show More

Related Articles

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Close
Close