CrónicasFeaturedMarruecos, Aquí, Ahora

Cosas de la vida: El impresionante amor ( u obsesión) por los animales de Hay M’barek

Los rebrotes de la tercera edad

 Hay M’Barek es un señor que acaba de cumplir 60 años (hace tres meses).

Cuenta que al jubilarse decidió ir a vivir al lado del mar en su ciudad natal Arcila porque “yo, como Serrat tengo alma de marinero porque nací en el Mediterráneo”.

Todo esto es normal. Lo que no lo es, es que “el peregrino” como le llamamos amistosamente sus conocidos, dice que ha reunido a unos 10 gatos con los que pasa el santo día.

“Es que los gatos si o son agradecidos no te pueden hacer daño”, explica, precisando que, al ser humano, aunque le ayudes muy a menudo, te traiciona”.

Algunos de sus amigos hablan de “daños colaterales” de la jubilación. Otros creen que el hombre busca desesperadamente la fidelidad y la lealtad. Todos creen que es su derecho de amar a quien quiera.

@InfoMarruecos

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page