“Cosas de la vida” Ser un buen o mal augurio: un asunto pétreo

0
Joulnar Khaldi
Me estoy preguntando si alguien de ustedes es de tipo de un buen augurio para los demás y mal augurio para sí mismo, sea como fuere, estoy cierta que haya tanta gente así, tomemos  el mundo de los hambrientos donde hay ejemplos interminables que hacen conocer a personas que luego se volverían estrellas muy solicitadas y bien pagadas mientras que ellas se les echarían al olvido o se manterían solo un recuerdo.

De hecho, formo parte de este tipo no porque estoy deciendolo sino la gente  no deja de repetirmelo, dado que no hubo una vez en que metí la mano en un currículo, solicitud de visado, candidatura para un concurso  o no sé qué… el resultado habia sido positivo.

Asi las cosas,, ayudaba a un cliente desesperado en todo lo que fue documentos, procesos afin de unirse con su esposa residente en Canadà, una cosa que pareció imposible pero lo hice posible. En verdad, hay muchos ejemplos semejantes pero necesita tiempo para contarlos todos.

En cambio, yo era y sigo siendo un mal augurio para mi misma, cabe señalar que no consegui otro trabajo mejor pagado ni la tarjeta verde de los EE.UU a pesar de mis participaciónes consecutivas…

En suma, ser un buen o mal augurio es algo incomprensible, más aun decepcionante para una persona que encuentra una manera para la gente a fin de  llegar a sus metas en tanto que fracasa en saborear el exíto.