FeaturedSociedad

“Cosas de mi país” Brevísima historia de un inmigrante marroquí en Italia Joulnar Khaldi

 M’hamed Laanaya, un marroquí que llegó a Bérgamo en los años 90 con el fin de mejorar su vida, confiando su joven y bella esposa y su bebe a sus padres en Marruecos.

El camino había sido difícil para alguien como él que no italiano y solo sabía de mecánica de automóviles, por ello no le fue fácil integrarse, pero poco a poco llegó a formar parte de la clase trabajadora en la sociedad italiana, sobre todo cuando su esposa, hijo, melliza se juntaron con él allí.

Las cosa mejoraron completamente para Mhamed, convirtiéndose en la mano derecha de su jefe, logrando hacer ahorros y posteriormente, como todos los emigrantes marroquíes, invertir en su país.

Pero el triunfo total fue la buena educación que ha transmitido a sus hijos según los preceptos musulmanes y las tradiciones marroquíes, además de  velar por hablar árabe en casa;  sus gemelas llevan el velo recomendado y se comportan de una manera correcta y decente hasta el punto de que nadie se atrevía a imaginar estas jóvenes vivían en un país cuya cultura es diferente, ahora están casadas y tienen hijos.

En síntesis: Mhamed ha logrado su objetivo: un capital que le garantiza una vida cómoda y descendientes bien educados de quienes se siente orgulloso, al contrario de aquellos que solo se interesan por amontonar dinero, descuidando la educación y formación de sus hijos, cediendo a la tentación de una falsa metamorfosis, creyendo que nunca habían sido más que lo que son: ciudadanos de su país de acogida.

Show More

Related Articles

Close
Close