CrónicasFeaturedMarruecos, Aquí, Ahora

Covid-19/Vacuna La impaciente espera

Cita con la sonrisa

 Era evidente. Antes de explicar el titular de Sanidad los detalles de la campaña de vacuna que nuestro país se prepara a emprender, la mayoría de los marroquíes estaban indecisos.

En menos de 48 horas se ha pasado de la indecisión a la impaciencia. Todo el mundo espera la vacuna, para la inmensa mayoría, una gran esperanza.

Normal. La gente se ha cansado de las restricciones no impuestas y no anunciadas. Casi un año sin abrazar o besar a los hijos o a los padres y estar sometido a un régimen de privación, origen y razón de una desesperación y de una profunda parquedad no invita ni a la sonrisa ni a la satisfacción.

De donde la esperanza de que la vacuna nos haga recuperar parte de nuestros usos y costumbres y parte de nuestra forma de ser y nuestra manera de actuar.

Como diría el otro, hay mucha diferencia entre vivir y existir. Con Coronavirus nos limitamos a existir.

¿Qué les parece?

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page