Uncategorized

CPLATAM Crisis migratorias en el mundo: retos, desafíos y oportunidades Clara Riveros*

Tribuna infomarruecos.ma

La reciente edición de De ida y vuelta estuvo dedicada al análisis de algunas de las crisis migratorias que actualmente revisten mayor gravedad, cuantitativamente hablando. Expertos observaron los factores que las han generado, así como la instrumentalización política y electoral que se hace de este tema. Los analistas invitados también comentaron los desafíos, límites y oportunidades que plantea la inmigración actualmente.

Noor Ammar Lamarty, politóloga e investigadora en temas relacionados con Derecho Islámico y mujeres en países de confesionalidad islámica, observó la crisis migratoria del Mediterráneo, los desafíos migratorios en términos de políticas públicas para Europa y, particularmente, los retos que tiene España en esa materia para la recepción e integración de inmigrantes.

En ese sentido, la investigadora marroquí, cuestionó la existencia de «racismo y discriminación institucional» en España y destacó las limitaciones y oportunidades para la inmigración en ese país, también refirió la situación que enfrentan muchas mujeres en sus grupos, familias y comunidades de inmigrantes en esta sociedad y país receptor.

La politóloga residente en Madrid planteó que los jóvenes españoles, hijos de inmigrantes marroquíes, pueden contribuir de manera notable al futuro y al desarrollo de Marruecos en la medida que muchos mantienen conexión con el país de sus padres y con sus familias extensas. Estos jóvenes profesionales españoles son esa primera generación, formada y con cualificación profesional en disciplinas diversas. El sistema de medios marroquí (que funciona mayoritariamente en árabe y en francés) no debiera ignorar esta realidad. Es decir, los medios de información marroquíes no deberían perder de vista que hay un número creciente de españoles de origen marroquí que hablan español como primera y, a veces, única lengua, en muchos casos desconocen el árabe estándar moderno que se emplea en el ámbito mediático y cultural, e incluso el francés que domina la escena cultural y la élite intelectual marroquí. Una vez más, esta podría ser una ocasión para que las empresas de medios marroquíes amplíen su mirada y el espectro mediático con miras al público hispanohablante.

Jorge Elías, periodista, conductor ycolumnista, director de El Ínterin, precisó desde Buenos Aires que una de cada 97 personas son desplazadas o refugiadas en el planeta,  siguiendo los reportes de Naciones Unidas, se trata de la peor catástrofe humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial. Elías analizó las crisis migratorias en Asia y en las Américas. Documentó la emigración centroamericana que durante años ha cruzado México teniendo en muchos casos a Estados Unidos como destino final. Observó que la inmigración ha sido un tema instrumentalizado por políticos, gobiernos y movimientos populistas y/o de extrema derecha que agitan la cuestión migratoria política y electoralmente tanto en Europa como en Estados Unidos. Y es que a medida que aumentan las crisis migratorias, crece la xenofobia alimentada y potenciada por líderes autócratas y nacionalistas:

«Y me parece que es un signo de los tiempos. Es decir, ese cierre de fronteras que se dio por la pandemia, también refleja un poco los sentimientos que hay dentro de las sociedades. Ese sentimiento de rechazo hacia el extranjero, en algunos casos por temor económico y, en otros casos, por temor al diferente, cuando, insisto, no se dan cuenta que de entrada puede costarles algo en impuestos, puede costarles algo en seguridad social, pero después es el extranjero quien va a dar mano de obra al nativo. Eso sí está demostrado en países como Tanzania, en países como la misma Turquía en donde sirios han montado empresas y dan empleo a los turcos y así sucesivamente. De este lado del Atlántico, efectivamente, las situaciones son diferentes. Los conflictos no son tan frecuentes como los que se viven, caso Birmania con los rohinyás que van a Bangladesh, es un millón que está confinado hoy y que está expuesto, justamente, a la pandemia por estar confinados en campos prácticamente de concentración. Eso no se da de este lado. Si se da esa discriminación que yo creo que tiene raíz política, que tiene respaldo político, justamente, por el rédito electoral, pero parte de la misma sociedad. Son las mismas sociedades las que a veces rechazan al otro, más por miedo que por otra cosa». Elías enfatizó que es equivocado plantear que el inmigrante le «roba» el trabajo al nativo. Al contrario, la inmigración enriquece la cultura de los países que acogen a inmigrantes, puntualizó el analista argentino de ascendencia libanesa.

Mohamed Bendriss Alami, antiguo Director Regional Adjunto de UNICEF para la Región de Oriente Medio, incluida la República Islámica de Irán y el Norte de África, analizó los factores que inciden en las crisis migratorias de Siria, Sudán, Sudán del Sur, Afganistán y Somalia. Explicó, en el marco del trabajo que realiza UNICEF y que lo llevó a varios de estos países, que millones de niños han tenido que huir de sus casas debido a la situación interna de sus lugares de origen.

El experto comentó desde Rabat cómo responden los gobiernos a los desafíos migratorios y, en particular, cuál ha sido la gestión de las autoridades marroquíes respecto a la inmigración subsahariana considerando las prioridades de Marruecos en su política exterior que se han orientado a la profundización de las relaciones con África, pero también a un enfoque que otorga preeminencia al aspecto de la seguridad, influido tanto por la posición geográfica de Marruecos como por su relación con Europa que sitúa a este país magrebí en el lugar de «gendarme» como también ocurre con Turquía. De hecho, el gobierno turco ha sido muy cuestionado por la instrumentalización de la crisis migratoria para chantajear a Europa —Recep Tayyip Erdogan trata la vida de los civiles sirios como una especie de moneda de cambio—. Finalmente, Bendriss Alami destacó las limitaciones y oportunidades para la integración efectiva de los inmigrantes subsaharianos en Marruecos y señaló que, en el marco de esta coyuntura generada por la pandemia del coronavirus, unos 20.000 africanos subsaharianos en Marruecos han visto precarizadas todavía más sus condiciones de vida y hoy no tienen qué comer.

 Clara Riveros, analista política y directora de CPLATAM -Análisis Político en América Latina-.

Julio, 2020

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page