América LatinaCrónicasIntegridad territorial

CPLATAM Superar la situación de excepción para posibilitar la normalidad del Sahara, Clara Riveros

Anàlisis

Clara Rivero es politóloga. Consultora y analista política en temas relacionados con América Latina y Marruecos y directora en CPLATAM -Análisis Político en América Latina-
Septiembre, 2018

El contencioso regional norteafricano, conocido como la irresuelta cuestión del Sahara occidental, supera las cuatro décadas. ¿Qué sería del Sahara si su desarrollo se hubiera postergado hasta el final del conflicto cuando es evidente que hay partes interesadas en que este permanezca insoluble?  ¿Habría cambiado en algo el Sahara occidental desde la salida de España de ese territorio?Constantemente se habla de la necesidad de dar solución a esta controversia que ya dura demasiado. Sin embargo, pese al estancamiento del proceso político en las Naciones Unidas, el territorio ha conocido un grado interesante de desarrollo que redunda positivamente en la vida de los ciudadanos saharianos. Desde que Marruecos recuperó su integridad territorial y España salió definitivamente del Sahara el Estado marroquí ha realizado ingentes esfuerzos encaminados al desarrollo de esta región con resultados evidentes.

Y es que, para normalizar las condiciones de ese territorio, debe superarse la situación de excepción, ello permitiría, entre otras cosas, que la ciudadanía pueda vivir su día a día en condiciones de normalidad. Por lo anterior, cabe destacar la importancia de acciones edificantes en el plano político, económico, social y cultural de autoridades y de ciudadanos que se involucran y buscan generar cambios para favorecer y mejorar las condiciones de la ciudadanía, buscando y propendiendo a una mejor integración y mezcla, tanto con sus conciudadanos marroquíes de otras regiones, como con el mundo exterior, que se esperaría coadyuve a superar el característico hermetismo tribal. Valórese, en esa dirección, la democratización, la regionalización avanzada o descongestión administrativa, el impulso al desarrollo y al emprendimiento de individuos y asociaciones, la promoción de las inversiones, nacionales y extranjeras, así como la realización de múltiples actividades internacionales ya sean culturales, educativas o deportivas que tienen lugar en el Sahara marroquí.

Guergarat: rally “Africa Eco Race”

Nótese, por ejemplo, la celebración del Rally Africa Eco Race que anualmente une Mónaco con Dakar, a través de Marruecos, de norte a sur, desde Tánger, pasando por las provincias saharianas, para continuar a Mauritania y luego a Senegal. Actualmente se realiza la duodécima edición del Rally. Las distintas ediciones realizadas en años anteriores han transcurrido en condiciones óptimas y de normalidad, incluido el paso por el tramo que abarca las provincias del sur de Marruecos antes de pasar al territorio mauritano. La edición de este año, entre el 7 y el 13 de enero, ha contado con 688 participantes: 34 nacionalidades, cinco continentes y 266 vehículos. No obstante, el Frente Polisario, agenciado por el Estado argelino que acoge a ese movimiento armado en su territorio desde hace más de cuatro décadas, fiel a su costumbre de verter amenazas con el desgastado lenguaje revolucionario que plantea la combinación de todas las formas de lucha para lograr los objetivos de su causa suprema, hizo ruido una vez más. Esta vez pretendió bloquear la sexta etapa del Rally para enturbiar el evento, pero el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, para evitar excesos dirigió un llamado al orden, exigiendo la contención de las partes con el propósito de atenuar las tensiones. Las autoridades argelinas tendrían que sentirse aludidas, desde luego. Guterres, a través de su portavoz, pidió el «mantenimiento de la circulación civil y comercial regular» en Guerguerat (conocida como la zona tampón) y, adicionalmente, solicitó abstenerse de toda acción susceptible de alterar el statu quo en la zona citada.

El secretario de la ONU, además de haber expresado su preocupación por el aumento de las tensiones, reiteró «el compromiso de las Naciones Unidas de ayudar a las partes a alcanzar una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable al conflicto del Sahara, de conformidad con las resoluciones del Consejo de Seguridad». Por su parte, medios del Polisario indicaron que la misión de Naciones Unidas que controla y/o garantiza la seguridad en esa zona habría facilitado el paso de vehículos desde Guerguerat hacia Mauritania, en tanto que los participantes del Rally, tras reivindicar la libre expresión, atravesaron Guerguerat de forma segura y sin mayores dificultades, continuaron así con su trayecto en completa normalidad y celebraron la organización del evento deportivo que se compone de 12 etapas, según recogieron algunos medios este lunes.

CPLATAM -Análisis Político en América Latina- © 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page