CrónicasEn voz altaFeatured

Creíble y más creíble Mostafa Ammadi Universidad Abdelmalek Essaadi

Anàlisis

El título de la película Soñé con África hace referencia en estos días ramadanescos que coinciden con la visita de Sánchez, a un plan creíble y más creíble, él de una actriz que tuvo el valor de volver a empezar desde cero en tierras africanas una vida con su familia, con el objetivo de crear para los suyos un proyecto de futuro.

De la ficción cinematográfica a la realidad, este argumento simboliza el impacto del actual y serio proyecto marroquí de autonomía para nuestras zonas del Sur, y la cooperación con algunos países vecinos, africanos y no africanos, como España.

A lo largo de estos últimos años, la colaboración de Rabat con diferentes países socios ha ido cobrando una mayor dimensión e importancia y, sobre todo, mayor claridad y determinación a la hora de establecer futuras y nuevas alianzas. De allí que es considerado extraordinario e importante en estos días ramadanescos y sagrados para el Reino de Marruecos,  y tras meses de tensión con España,  la decisión de visita del presidente Pedro Sánchez a Rabat, en busca de una nueva intensificación de la cooperación, otorgando a este viaje esperado, por españoles y marroquíes, un nuevo impulso, en donde la colaboración institucional mutua, y no a la carta, alcance su carácter serio que abarque todos los ámbitos.

El reino de Marruecos, como referencia colectiva de todos sus ciudadanos de a pie que apuestan por su idiosincrasia, ha iniciado hace años una original andadura para ocupar su propio lugar en el escenario africano. Para ello, los marroquíes de todas las provincias, norteñas y sureñas, hemos de seguir y proseguir en esta gran labor provistos del conocimiento de nuestra historia y planes de futuro. En este sentido, es importante tener precisamente en estos días, un alto grado de conciencia y concienciación de que los proyectos serios de la inmensa mayoría son proyectos de todos, y que la verdadera plataforma de desarrollo de nuestro Mediterráneo y continente africano, es la colaboración, apoyo y participación de nuestros vecinos en propuestas creíbles y más creíbles.

Con el gran interés que reserva el Reino de Marruecos a todos sus socios y a la colaboración fructífera con sus instituciones, nuestro país recibe entonces al presidente Sánchez y a su delegación, con toda la energía y valentía posibles , y sobre todo, se les recibe con la gran hospitalidad que se reserva a los importantes invitados del Reino, en este sagrado mes de Ramadán, mes del perdón y de las acciones creíbles y positivas.

Desde Tánger hasta Laguira, las regiones marroquíes se están convirtiendo en un territorio de expectativas abiertas y llenas de optimismo, del cual hasta hace bien poco, no había referencias en el periodismo español, ni en la literatura o libros de viaje de algunos escritores, que estaban focalizados solo en el recuerdo negativo de las desgracias del pasado y que asociaban la marcha verde y continua de Marruecos hacia su Sáhara, con la falta de desarrollo, la sequía, y sobre todo, la ausencia de planes de futuro. Estas miradas han acabado creando un estereotipo negativo convertido en un cliché, construido a partir de imágenes seleccionadas por aquellos desconocedores del potencial que tiene un reino como el marroquí.

Lejos de los tópicos, hoy en día  la nación marroquí que está en el suelo y el proyecto de todos sus ciudadanos y buenos vecinos, ya no se refleja a través de las imágenes negativas que aturden a los espectadores de los medios de comunicación. Hablamos de una gran nación del mundo globalizado que está experimentando,  y al mismo tiempo, exportando un modelo de progreso, seguridad, estabilidad e Islam moderado, en donde también los demás países occidentales como España han de colaborar y velar con inteligencia, para que el Mediterráneo no se convierta en el futuro, en un espacio que albergue el curso de carreras militares. El apoyo a nuestro plan de autonomía ha de ser, la estrategia  que enseñe y contagie la perseverancia, el horizonte de paz que todos deseamos,  no ha de establecerse desde ningún temor y miedo de un mero espectador a las arenas marroquíes , tampoco se ha de considerar y calificar desde ningún recelo a los sueños y planes de autonomía creíbles y muy creíbles que buscan abrir nuevas perspectivas de cooperación entre el Reino de España y el Reino de Marruecos.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page