FeaturedVela en la obscuridad

Crises de la prensa en Marruecos: Algunas explicaciones Por Naceureddine (*) Traducción M.Gharbi

Análisis

 Necesitamos restablecer las reglas del mercado, actuar sobre el modelo económico y hacer que el sector sea atractivo para los inversores. Sin esto, habrá menos periódicos de calidad en Marruecos y muchos periódicos sin periodismo.

    El siguiente texto se basa en tres supuestos básicos:

  1. Una prensa independiente y objetiva es indispensable en una sociedad moderna.

  2. Sin equilibrio económico, ningún periódico puede pemanecer independiente.

  3. Solo hay una pulsación: escrita o digital. Un solo periodismo, cualquiera que sea el canal tecnológico.

    Ningún país digno de ese nombre puede vivir y crecer sin periódicos reales. Por ejemplo, para luchar realmente contra las noticias falsas, tienes que ser capaz de producir noticias verdaderas. Para  caricaturar, Marruecos podría resistir mañana, Dios no lo quiera, a un cierre de Renault y Peugeot, pero se vería extremadamente afectado por la desaparición de sus periódicos.

   La cuestión central es la del modelo económico. Todos los responsables interesados ​​directa o indirectamente lo saben, porque un grupo de editores se reunió con varios de estos líderes, de diferentes tendencias políticas, para sensibilizarlos. Sin ningún resultado.

   Como hemos señalado muchas veces, la credibilidad, la producción de verdaderas noticias, no tiene precio, pero tiene un costo. Y este costo es exorbitante en vista de la estrechez del mercado y la deriva que experimenta.

   Esto plantea la cuestión de la financiación de los medios de comunicación en general, y para el tema que nos concierne aquí, la prensa (escrita o digital, es la misma).

   El financiamiento de los medios, en general, puede ser público (presupuesto estatal, regalías, subsidios públicos) y / o privado. Las inversiones privadas han traído grandes avances en la prensa y los medios de comunicación en general. Son inevitables.

    Un financiamiento exclusivamente de fondos públicos de la prensa es imposible a considerar por muchas razones: problema de criterios de adjudicación, altos costos para las finanzas públicas, los efectos negativos en términos de independencia del contenido…

La inversión privada es esencial

   Pero para esto, el sector debe ser atractivo. Y para que sea, debe operar de acuerdo a las reglas del mercado: un modelo de negocio sano para financiar la actividad y para remunerar el capital; Un mercado que opera según normas de ética y rendimiento. Lamentablemente, la evolución actual no va en esta dirección. Es lo contrario.

   Antes de la explosión digital global, la prensa fue financiada por tres canales:

-el mercado de los lectores (compra en los quioscos, suscripciones…)

-el mercado de anunciantes (publicidad…) que alcanzó un máximo de 1 MMDH por año.

-los subsidios públicos que son aproximadamente 60 MDH por año.

   El primer mercado, el de los lectores, es cada vez más limitado. El círculo vicioso es global: una disminución en el número de lectores, la migración de lectores a la web (el caso de la mayoría de los jóvenes) y, por lo tanto, el cierre de los quioscos, la disminución en el número de puntos de venta, las dificultades en las empresas de distribución y / o impresión de periódico….

   Las experiencias de contenido pagado por el momento han encontrado dificultades (The Desk y Telquel) a pesar del contenido de calidad, principalmente debido a la piratería. Una captura de pantalla es rápida. Y circula hasta el infinito a través de WhatsApp. Pero el pagador representa el futuro, esto es innegable. Médias24 a través de sus dos títulos (medias24.com y leboursier.ma) lanzará un pago Premium (*). Si los lectores desean una prensa de calidad, deben aceptar pagar por el contenido.

 Las reglas del mercado están sesgadas

   El segundo mercado son los anunciantes. Según las estimaciones de Media24, cuando 100 DH de publicidad migran de impresión a digital, al menos 80 DH se evaporan al elegir Facebook o Google (u otras plataformas internacionales). También es imposible para cualquier editor del mundo competir con estas plataformas, al menos en el plan de tarifas.

   Pero este no es el único problema. En general (hay casos especiales), la prensa (impresa y digital) es precaria. Las elecciones de inversión publicitaria obedecen menos que antes las reglas racionales de eficiencia económica. Y cada vez más las reglas extraprofesionales, como el amiguismo, la complacencia o la neutralización de una capacidad molesta, real o supuesta.

  Desde un punto de vista puramente económico, los modelos que funcionan se reducen a los dos casos siguientes:

  -comprimir los cargos al máximo, al punto de no producir un periódico sino la audiencia, el objetivo principal de este modelo. Los agregadores merecen una mención especial: han diseñado un modelo que puede trabajar con hasta 4 « escritores ». Además, cuando reclutan, no buscan periodistas, sino « editores que saben reescribir ».

   El rol de estos reclutas es reescribir lo que son producidos por otros. Preferiblemente « en 100 palabras porque eso es lo que lee en un teléfono inteligente sin la necesidad de desplazarse ». Luego, hacer un gran esfuerzo de referencia para aparecer en los resultados de la investigación sobre los temas que interesan a los marroquíes. Y por último, comercializar el espacio publicitario.

-El segundo modelo que funciona es aquel que está subsidiado por actividades relacionadas, como el trabajo de comunicaciones pagado por empresas o instituciones.

    Ambos modelos son respetables. Se han probado a sí mismos. Siempre tendrán su lugar. Pero se necesita periodismo para hacer una prensa real. En el mercado marroquí, todavía hay titulares que luchan diariamente para producir noticias, artículos, a veces formatos largos o encuestas, que continúan creyendo que el periodismo es una misión.

  Una preocupación global

   Por último, debes saber que el problema no es solo marroquí. Aquí hay algunas pepitas recogidas de una conferencia reciente en Francia:

   Alexis Brézet (editor de Le Figaro): « Lo que está en juego es la supervivencia o desaparición de los medios de comunicación europeos. Cuando haya medios estadounidenses, rusos y chinos que hayan comprado el Figaro y Echoes, veremos qué son las noticias falsas.

    Fabrice Fries (director general de AFP): « Las agencias de noticias tuvieron el privilegio de la exclusividad, la ubicuidad, se acabó ». « Los scoops provienen de las redes sociales, la exclusividad que tenemos es la fiabilidad ». « La información de calidad se está convirtiendo en un bien escaso, debemos comportarnos como una industria de lujo ».

   En Marruecos, todavía es posible actuar. Las palancas existen. La prensa no es un mal necesario, por el contrario, es indispensable y útil.

   (*) Una aclaración: el lanzamiento de una fórmula de freemium (parte de pago y parte de acceso libre) es una decisión estratégica. La fecha de entrada en vigor no ha sido decidida. Se hará lo más rápido posible, después de los ajustes tecnológicos previos que seguramente requerirán unos pocos meses. El propósito de este artículo no fue anunciar una fórmula de pago de nuestros títulos. Pero para contribuir al debate sobre la situación de la prensa en Marruecos.

El autor es el co-fundador del grupo Médias24 (medias24.com y leboursier.ma) que dirige.

 

Afficher plus

Mokhtar Gharbi

Mokhtar Gharbi المختـــار الغربـــي Periodista صحافـــــــــي Tánger طنجــــــة Tel. mobil 00212 676743345 الهاتف Tel fijo 00212 539308362 www.infomarruecos.ma

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page