CrónicasFeaturedMarruecos, Aquí, Ahora

 Crisis y astucias: El albañil Brahim

Engaño "blanco"

 

Para una pequeña “chapuza” en la cocina, llamamos a “nuestro” albañil, Brahim.

Como de costumbre le damos a él y a su “aprendiz” el desayuno y el almuerzo porque el hombre y su ayudante terminan la jornada laboral hacia las cinco de la tarde.

Hasta aquí, todo es normal. Lo que lo era menos es que, en tan pequeña chapuza, cuya realización, preveíamos en un día o, a más tardar, dos, se prolongó más allá de una semana.

Al principio creímos que era el desayuno y el almuerzo… Desacierto!

De tal modo, con la confianza y amistad que tenemos con Brahim le preguntamos entre broma y seriedad lo que pasaba, respondiéndonos, asimismo entre broma y seriedad que “a no recibir ninguna oferta de otro trabajo, preferimos trabajar de la manera más lenta posible hasta “que Dios nos Abra otra puerta de sustento”.

Una astucia ‘blanca” como la llama Brahim, pero no pareció tan blanca a la madre que ha decidido prescindir de este “tramposo”.

El que roba un huevo puede robar un buey”, lo justificó.

JihaneJedidi02@gmail.com

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page