FeaturedTú, por ejemplo

Crónica desde Tinduf Campamentos de Tinduf: Entre mil sufrimientos Khalil R’guibi

 Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 mese en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

El sentido de humor saharaui es legendario. En los campamentos, hasta las mujeres se preguntan por qué Argelia y su Polisario tratan de frenar todo desarrollo del Sahara Occidental marroquí.
  • Si dicen que vamos a regresar próximamente, le dice una mujer a otra
  • ¿Y tú lo crees?
  • Yo no, pero todos no lo denunciamos que esta gente está bien aquí. Nosotros somos los únicos que duermen y viven estas tiendas de campaña? Ellos están permanentemente en hoteles de cinco estrellas y cuando vienen aquí, solo para un baño de sol
  • Si en estos campamentos nadie duda de que la dirección del Frente ha planificado su futuro en función de aquí.
  • Pies que pidan a marruecos reconocer a la república de Tinduf a cambio de un reconocimiento por el Polisario de la marroquinidad del Sahara Occidental
  • Buena idea si dejan la libre circulación
  • Al cabo de dos días no habrá aquí ni gato.
  • Ah esto si…
El humor es exquisito a pesar de ser pariente del dolor y del sufrimiento. El otro día un anciano decía: deben organizar aquí un referéndum de autodeterminación y al hablarle de Marruecos, respondió con aquello de “Dios Sálvame de los míos que de los ajenos me encargo yo”.
Lo ha dicho todo…
 
 
 
Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page
Fermer
Fermer