FeaturedTú, por ejemplo

 Crónica desde Tinduf Campamentos de Tinduf: ¡Viva el rey! Khalil R’guibi

 Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 mese en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

Muy a menudo el totalitarismo se equivoca de vía, de técnica y de táctica. Los militares argelinos y detrás de ellos elementos del aparato de represión del Polisario recorren, desde el anuncio de una visita real a Layun, las diferentes “wilayas” de los campamentos para tratar de sofocar el ímpetu suscitado por esta visita entre los que han n acido y crecido en estos campamentos y que  descubren que la verdadera Layun no es una tienda de campana regalada por un país europeo, sino una realidad en pleno  centro de su tierra de la que les alejaron Argelia y sus domésticos polisaristas.
De tal modo que lo de “prohibido preguntar” se ha convertido en una auténtica obsesión de curiosidad y de amor al descubrimiento. Lo de “el rey vendrá a Layun” es, asimismo, mal comprendida y concebida por los ingenuos que creen que vendrá a las tiendas de campana que llevan este  bonito nombre.
Total que los esbirros argelinos y del Polisario proceden a una ola de detenciones e interrogatorios para saber quién inculcó a estos pequeños lo de ¡Viva el rey! Que va extendiéndose por todos los campamentos.
No es fácil sofocar la verdad ni es tan cómodo cambiar la realidad. Argelia y su Polisario están creando cripto-marroquies en los campamentos al estilo de los cripto musulmanes en la España.
Y es que la  visita real ha creado la sensación lo que demuestra la resistencia de sentimientos de abnegación y de lealtad en estos campamentos al país y al soberano.
Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page