Crónica desde Tinduf España/Polisario: Razones de una “solidaridad” Assa-Zag: Khalil Rguibi

0
Atados a la vida, mientras que otros viven. Siervos en tier'ra de los demàs cuando ellos tienen tierra, familia, pais y amor de su pueblo en Marruecos

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 mese en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos”’ y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

El Senado español rechazó en su Comisión de 1suntos exteriores una moción presentada por ERC (Izquierda republicana catalana) que instaba al Gobierno a reconocer oficialmente a la República de Tinduf (en Argelia)  como Estado.

La noticia dio vuelta a las redacciones, particularmente en Marruecos no así las razones de esta moción. Por ello voy a tratar de contribuir a la elucidación de estas razones.

Ni se deben buscar en vocaciones ideológicas (separatismo) ni en consideraciones de orden moral o humano. Se trata de una respuesta a chantajes de la embajada argelina en Madrid cuyo consejero político tiene en su despacho la larga lista de “gratificaciones”, “recompensas”, obsequios” y “gratitudes en metálico” a los que hayan prestado un servicio a su “causa” saharaui en España. Nombres, apellidos, afiliación política, sumas de dinero u otra forma de pago e incluso videos de sesiones de “trabajo” en los VIPS de Madrid.

De tal modo que entre cierta categoría de partidos políticos españoles nadie podrá moverse. Sus barrigas les denuncian. Han comido y bebido y esto les obliga a ciertos “servicios”.

Un amigo que ha frecuentado a algunos responsables (arquitectos) de esta operación de chantaje me ha contado que entre Barcelona y Reus, pasando por Lleida, Tarragona y otras localidades entre ambos, Argelia ha creado centenares de empleos en asociaciones de “apoyo al pueblo saharaui”., financiando generosamente campanas electorales de diversos comicios de algunos partidos catalanes.

La iniciativa de ERC y de otros se enmarca en la gratitud al socio argelino. Me preguntarán por qué no lo hizo antes de la 28 Cumbre de la UA de Adis Abeba. Argelia creía que no iba a ser necesario.

¿Están siguiendo ustedes mi vista?

(Continuara)