Tú, por ejemplo

 Crónica desde Tinduf España/Polisario Tiempo de la razón Assa-Zag: Khalil Rguibi

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 mese en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

La estrategia de comunicación y de intoxicación del Polisario en España ha consistido siempre en ocultar la existencia de la inmensa mayoría de los saharauis en su país: Marruecos. De ello se encargaban algunos contratados, disfrazados de “solidarios” con la “causa saharaui”. Y en ello se había contado con la edad muy joven de los miembros y “simpatizantes” de estas asociaciones cuyos conocimientos de la cuestión del Sahara ex español se limita a la tesis del Polisario. En Argel y en su campamento de Tinduf eran conscientes de la mortal amenaza de que los españoles descubrieran la verdad del Sahara y de los saharauis, ayudándoles en esta vil tarea los responsables marroquíes que no han sabido o querido hacer uso de las enormes capacidades intelectuales de formación hispana y que vivían  y siguen viviendo en Marruecos.

Tan inmoral que durante los viajes de algunas asociaciones españolas se les recibían ex militares españoles con atuendo saharaui sin que los visitantes les preguntaran ni su origen ni su nacionalidad. El objetivo era de mostrar a los españoles como se hablaba tan perfectamente el español en los campamentos. Por ello siempre se comenzaba con una avalancha de mentiras sobre “ la liquidación por Marruecos del español en el Sahara, remplazándolo por el francés y….

Debo señalar aquí que no pocos miembros de estas delegaciones españolas visitantes de los campamentos descubrían el maquillaje y la estafa pero, por razones, que solo ellos saben, nunca las revelaban ni las denunciaban a su regreso a España.

El precio del barril del crudo giraba entonces en torno a los 150 dólares con tendencia al alza…

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page