Cronica desde TindufFeatured

  Crónica desde Tinduf Khalil R’Guibi Campamentos de Tindouf: Crece el sentimiento anti-argelino

 Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

 Explosiva situación en los campamentos argelinos de Tindouf, donde las poblaciones comienzan a alzar la voz de una manera alarmante. Desde hace días, hay quien dice semanas, la gente ha dejado de ocultar su sentimiento anti-argelino, responsabilizando al régimen de Argel de su drama y de sufí sufrimientos. “Contra Marruecos no aciertan ni una”, confiaba un  joven a uno de sus amigos “doctrinador” del Polisario. La gente siete que algo se mueve, de que las cosas no pueden seguir como hasta ahora y que se debe imperiosamente recuperar la dignidad y el orgullo saharaui. “Nunca hemos sido esclavos de nadie y no vamos a permitir serlo de los argelinos”, se lamentaba un anciano que entre cada uno de los tres tés, contaba algo a su auditoria de Marruecos, de la vida que llevan los saharauis marroquíes y de las mentiras que “propaga desde hace lustros Argelia y el Polisario”.
 La obligada retirada de Gueguerat ha sido el punto culminante de una paciencia mártir que, durante más de 41 años fue objeto de todas las pruebas, martirizada por la servidumbre de los propios y por el autoritarismo del extraño.
Desde hace días, discretamente los campamentos están en estado de sitio con un cerco de patrullas conjuntas argelino-saharauis. “Esta vez no va a ser esto que nos va a detener”, comentaba, hasta ahora, en voz muy baja un jovencito al que “la retirada de Gueguerat ha sido una derrota ilustrativa del futuro que nos espera”.
¡Pánico en Tindou! El Polisario teledirigido por brigadas especiales del ejército argelino custodia 24h%24h el curso de los acontecimientos y el menor movimiento de la población.
No hay mal que por bien no venga: Argelia se muestra más generosa con las raciones y racionamiento.
Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page