Cronica desde TindufFeatured

Crónica desde Tinduf Khalil R’Guibi  Campamentos de Tinduf: El desafío…

 

 Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

 Lo señalamos ayer, anteayer y a lo largo de la semana pasada, basándonos en informaciones que nos iban llegando desde los campamentos. Mucho incluso antes de la adopción del Consejo de seguridad de Naciones Unidas de la resolución 2351 que echa fuera de la zona tampón de Guerguerat a las milicias del Polisario.
Ahora resulta que “oficialmente”, en previsión de una manifestación ante la secretaria general de la banda en Tinduf, los dirigentes argelinos y no polisaristas porque estos no tienen esta prerrogativa  de decidir libremente en un territorio argelino como Tinduf, han decretado un toque de queda a partir de las siete de la tarde para evitar que la protesta contra la “humillación” de la retirada de los elementos de las milicias armadas de la región de Gueguerat, exigida por la ONU y por Marruecos desemboque en lo incontrolable.
Así las cosas, nuestras fuentes en los campamentos nos afirman que el toque de queda, no desde las 19 horas, sino a lo largo de todo el día y una situación de extrema excepción (porque excepción es la forma normal y natural de vida de esta población) prevalecen desde hace semanas.
Efervescencia en Tinduf. El ejército argelino y sus responsables del campamento de Tinduf han sido reforzados, potenciada su vigilancia que se extiende hasta custodias y perquisiciones en tiendas de campaña que sirven de viviendas para esta engañada gente.
Efervescencia en Tinduf que, esta vez, no la calmarán ni los gendarmes argelinos ni sus subordinados del Frente Polisario.
Argel/Tinduf ¿dentro de poco dirección prohibida?
 
 

 

 

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page