Cronica desde TindufFeatured

Crónica desde Tinduf Khalil R’Guibi ¿El Polisario? Aout

 

 Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

 El reciente restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba ha demostrado, entre lo que ha demostrado, que la banda del Polisario está literalmente marginalizada por sus cabos argelinos.
Me explico, basándome de informaciones fidedignas de uno de los miembros de su cúpula que no espera más que la ocasión para dar el portazo:
Este restablecimiento, eso si, ha sido culminado por la visita privada ( y oficialmente de turismo) del rey Mohamed VI a La Habana. No obstante, las gestiones y los contactos comenzaron meses antes, Argelia lo sabía y estaba puntualmente informada por las autoridades cubanas juzgando innecesario informar a sus milicias del Polisario.
Una cola…. Algo superfluo que había sido concebido para realizar una finalidad geopolítica pero ha fracasado y mete pata allà donde lo coloca.
Para Argelia, el Polisario ha dejado de ser una de sus prioridades a pesar de que no tiene alternativa porque no es fácil encontrar en el 2017 a una banda separatista/terrorista al estilo de su Polisario.
Total: el Polisario va perdiendo para Argel y su cúpula militar interés e importancia estratégica. De hecho en menos de Una semana tras el anuncio de Brahim Ghali de la “necesidad de que los dirigentes del Polisario vuelvan a los campamentos” (es la primera vez que un dirigente polisarista, en este caso su máxima figura aunque argelinjizada, reconoce que para la “causa saharaui” hay- dos niveles: Una de los dirigentes en los hoteles de cinco estrellas y mansiones en Miami, Las palmas, Vitoria o en otra parte y la pobre población, hambrienta, sin ni siquiera los medicamentos más indispensables y sin esperanza de volver a conocer la dignidad y el orgullo que les arrebató Argelia”, un éxodo masivo de los pocos dirigentes que habían aun en estos campanetas comienzan a abandonar los campamentos mientras que los de “fuera” el Frente y sus ilusiones separatistas.
Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page
Fermer
Fermer