Cronica desde TindufFeatured

Crónica desde Tinduf Khalil R’Guibi  La Argelia que dispara contra sus ex soldados

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

Decenas de heridos, muchos de los cuales en estado al cargar dispositivos de fuerzas argelinas contra los ex soldados que intentaban llegar a Argel para protestar contra su lamentable situación sobre todos los planes.
La quiebra… aunque de algo ha servido la nueva represión: recordar que en Argelia está prohibido a pesar de los mil y un llamamientos de organizaciones internacionales y ONG’s mundiales de derechos humanos, protestar en la capital. Lo es, desde el 2001 cuando en otro masacre las fuerzas del orden argelinas habían asesinado a 8 protestantes kabiles.
A Argelia afluían de todas las wilayas para protestar de todo y de nada. En Argelia todo va mal.
Esta situación repercuta inquietantemente en los campamentos de Tindouf, donde se ve con reojo el comportamiento de las fuerzas represivas argelinas contra sus propios camaradas de ayer.
La gente comenta las violencias de la policía argelina contra los suyos y se pregunta por su propio destino. Desde hace semanas brigadas especiales argelino-polisaristas recorren los campamentos en busca de quien respira en voz alta. Este clima de terror obliga a muchas familias contemplar el abandono de este infierno lo antes posible.
Afficher plus

Articles similaires

Voir Aussi
Fermer
Bouton retour en haut de la page