FeaturedTú, por ejemplo

Crónica desde Tinduf Sahara/ONU: ¿Dónde está la clave? Khalil R’Guibi

 Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… preferente y casi exclusivamente con una ínfima parte de los saharauis.

 Desde hace días se habla de un nuevo Enviado especial del Secretario general de la ONU para el Sahara. Christopher Ross ha terminado su misión a finales del mes pasado. Ahora Antonio Guterres espera el aval de marruecos y el acuerdo de Argelia y su Polisario.
No obstante la diferencia, si diferencia debe existir porque con iniciativas irrealistas e irrealizables no van  a ser posible reavivar la esperanza en una solución justa y equitativa. De hecho la solución existe y la habían subrayado más de un Enviado especial del Secretario general de la ONU.
En los campamentos de Tinduf Argelia y su Polisario tratan de explotar este nuevo paso², obligatorio por el fin del mandato de Ross y por la tradicional rotación en la función de Enviado especial del secretario general de naciones Unidas entre Estados Unidos y Europa para paliar la desconfianza y la parquedad que prevalecen en dichos campamentos y que amenazan con degenerar en lo indeseable.
Pero las poblaciones del campamento no son tan tontas como creen los argelinos. Saben que la única diferencia entre el futuro Enviado especial del SG de la ONU y sus predecesores es que interviene en un momento de claras y sucesivas victorias de marruecos sobre todos los planos. Por tanto ¿Qué es lào que se puede esperar? Nada o casi nada que no fuera un gesto de Marruecos, un acto de su legendaria generosidad y alguna iniciativas de su rey de estas que el mundo entero saluda.
Dicho esto se debe precisar que no quedan muchos que dudan del carácter argelino-marroquí de este prefabricado conflicto del Sahara y por consiguiente la solución se encuentra en las cancillerías en Argel y Rabat.
 
 
 
 
 
 
 
Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page