Cronica fin de semana: VENEZUELAHUYE Dr. Mario H. Concha Vergara Centro de Estudios del Magreb Para las Américas

0
Dr. Mario H. Concha Vergara Director FundacionOlof palme

 

La crisis migratoria de la República Bolivariana de Venezuela (Venezuela) es única en la historia de Latinoamérica. Según la agencia América Noticias han emigrado desde Venezuela más de 4 millones de personas entre jóvenes, adultos, mujeres y niños. Y esto ha significado la destrucción de familias enteras  y, además, dejan atrás a parte de sus familias, amigos, trabajos, profesiones, estudios, propiedades en busca de una mejor calidad de vida. Según algunos estudios internacionales no sólo han emigrado y están emigrando los contrarios al chavismo-madurismo, se cree que más o menos un 40% de quienes han abandonado el país eran fervorosos partidarios de Chávez y Maduro pero que no pudieron resistir el hambre, la falta de medicinas, el terrorismo de Estado, y otras lacras que significa vivir bajo una dictadura.

Entre 2015 y 2018 la migración venezolana se incrementó en casi 150% y quienes se dirigen a países sudamericanos representan más del 900% de los migrantes. Ninguno de los migrantes ha elegido como destino a, Cuba Bolivia,o Nicaragua, que son países considerados dictaduras.
Según el Informe de Tendencias Migratorias en América del Sur, publicado por la OIM (Oficina Internacional de  Migraciones de la ONU) el 27 de febrero de este año (2018)  la gran mayoría de migrantes se dirigió hacia Colombia por la facilidad de paso y desde allí usar a ese país como trampolín al resto de los países.
Según un estudio multidisciplinario de las tres principales universidades de Venezuela: la Universidad Central, la Universidad Católica Andrés Bello y la Universidad Simón Bolívar, el 8% de los hogares ha reportado la emigración de personas desde sus hogares y que  el 82% de los hogares venezolanos  son pobres.El informe de Consultores 21 (Encuestadora)  revela que en el 29% de los núcleos familiares venezolanos, al menos un miembro ha emigrado. Lamentablemente, no existe una información fidedigna sobre los migrantes venezolanos.
Según el diario La Tercera de Chile, (Segundo en importancia nacional) el coordinador del Proyecto Global de la Diáspora Venezolana, Tomás Páez, habría señalado que “en un principio la emigración tuvo tintes políticos, para luego pasar a convertirse en una diáspora en el sector petrolero, luego por razones políticas y finalmente por la situación de la salud”. En los últimos dos años la situación empeoró y las razones de la salida de Venezuela ahora serían para “sobrevivir”.
Luis Almagro, Secretario General de la Organización de Estado Americanos (OEA) manifestó que la migración que está ocurriendo en Venezuela “es la más grande en la historia del hemisferio occidental”. Muchas personas han sucumbido en el camino pues la salida desde Venezuela ha significado grandes caminatas y viajes en autobús  hasta llegar, por ejemplo a Chile.
Los psicólogos que están atendiendo los casos de los migrantes venezolanos están muy preocupados pues en un principio hay emociones negativas, como miedo, rabia, tristeza, frustración, malestar, desesperanza, stress, etc. Sin embargo, estos rasgos psicológicos también estarían presentándose en la población que no puede huir por diversos motivos. Todos estos problemas también están creando sosiego en los países receptores de los venezolanos pues no estaban preparados para recibir tantos miles de personas.
El cuadro precedente muestra solo una parte de los migrantes venezolanos en Latinoamérica. No aparecen los emigrados a Europa, ni aparecen los emigrados desde enero 2018; por ejemplo a Chile han llegado más de 160 mil venezolanos en 6 meses lo que significa que hicieron colapsar, por un par de meses a la agencia estatal de control migratorio, aunque esto se normalizó rápidamente. Afortunadamente para los venezolanos, en Chile no han tenido problemas de trabajo pues la mayoría de los llegados son profesionales.
Otra de las razones por las cuales los venezolanos escapan de su país es la violencia institucionalizada y la violencia del hampa común. Venezuela según la ONU es el segundo país del mundo con más violencia; el primero es El Salvador. En Venezuela el promedio de asesinatos de manos de la policía y del hampa común fue de 73 asesinatos diarios, es decir 3 cada hora. Más del 60% de las víctimas tiene menos de 2 años de edad y esto es lo que está incentivando a los jóvenes a abandonar el país. El gobierno de Nicolás Maduro oculta todas estas cifras y niega, abiertamente la diáspora venezolana manifestando que es “propaganda del Imperio y de la Derecha”; al respecto cabe destacar que en Venezuela no hay partidos de derecha pues la gran mayoría pertenecen a la social democracia o son socialcristianos.
Se espera que la ex presidenta de Chile, Michelle Bachelet Jeria, como nueva Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU intervenga a favor de los venezolanos que huyen de la dictadura de Maduro y que ella se olvide de sus lazos políticos y de amistad con el dictador venezolano pues la situación de los migrantes venezolanos ya está fuera de control. Podemos decir abiertamente que el pueblo venezolano está huyendo…