Crónica Ni tanto ni tan francófono: El gesto real

0

Madagascar la misma que había conocido el cruel exilio del padre de la nación, el difunto rey Mohamed V era ayer escenario de la 16 Cumbre de la Francofonia.

La presencia francesa sigue hasta ahora, a pesar de la publicación del comunicado de la Casa Real, que explicaba las razones de la ausencia del rey Mohamed VI, expresado ilegitima perplejidad ante esta ilustre ausencia.

La Constitución (o en plural: las constituciones) del país desde su independencia son, a este respecto claras, explicitas y contundentes: en ninguno de sus artículos se hace mención a ningún tipo de francofonia parcial o global.

De hecho, los francófonos en este país, como los hispanófonos o los anglófonos son una ínfima minoría aunque se comportaran como mayoría e incluso como únicos.

La francfonia de Marruecos solo existe en la fertil imaginacion de algunos francofonos.

Sin embargo, como lo explicaba en término claros el comunicado de la Casa real,  “la presencia del monarca en Madagascar se inscribe en un marco puramente bilateral y, evidentemente histórico. Su abuelo, el difunto rey Mohamed V y la familia real fue exiliada justamente por la autoridad colonial francesa, durante dos años, en Madagascar”.

El comunicado lo explica fehacientemente. Marruecos es un país adulto y vacunado, soberano e independiente… realmente independiente y sobre todo no alineado.

En marruecos hablamos, escribimos y nos interesamos por todas las lenguas vivas sin estar bajo la tutela de ninguna. Somos conscientes de que la lengua oficial de este país es el árabe, luego el tamazigh y tras el tamazigh sin clasificación, las lenguas vivas.

Por ello, entendemos que el gesto real en Antananarivo está pletórico de lecciones, de mensajes y de útiles puntualizaciones.