Cuarta Comisión ONU: Argelia y su Polisario sin máscaras

0
Una ayuda humanitaria de la que solo llega a las poblaciones de los campamentos el 30%

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decmos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potenciaidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próxilmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a poder llegar parte de ellas.

Finalmente parece, según informaciones concordantes que circulan en estos campamentos, que Argelia se ha dado cuenta de que al Polisario casi no le queda nadie, que la “inversión” en Espana ha sido un estrepitoso fracaso y que la cuerda se está acabando.
En la Cuarta Comisión de la ONU actualmente en curso casi todos los intervinientes pusieron de relieve el carácter servil y subversivo del Polisario al servicio de la desestabilización regional y de apetitos hegemonistas del mentor argelino.
Los que querían defender a la banda de Argel provocaron la indignación y hasta la ironía de la asistencia. Se acabaron los tiempos de la impostura y de la compra de conciencias. Con su bajo perfil, Argelia hace el ridículo cuando habla de su Polisario que, a su vez, indefendible a causa de su polifacética a actividad delictiva y tráficos de todo tipo, además de la venta de pequeños para su evangelización en España y su reclutamiento militar.
Argelia y su Polisario sin mascaras…. No quedan mascaras.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here