América LatinaCrónicasCultura

Cuento de “El Corona Virus y sus implicancias” Ana María MANUEL ROSA (de San Rafael, Mendoza, Argentina)  

Tribuna

Había una vez un extraño que apareció golpeando a la puerta de una familia y nadie atendió porque estaban en una fiesta familiar y por el bullicio de risas, de la exquisita comida donde todos hablaban al mismo tiempo con sonrisas demarcadas en sus rostros felices de compartir; entre las burbujas del brindis, seguido de cortar el pastel decorado con mucho colorido de flores y demás dulces adornando. Risas de niños jugando con los juegos que estaban en diferentes partes de la casa. Abuelos que charlaban amenamente con los padres de los niños y nadie escuchó el timbre atendiendo lo que consideraban importante en sus vidas.

EMBAJADORA DE LITERATURA – nombrada Ana María Manuel Rosa desde MOTIVATIONAL STRIPS ADL – ASIA

Seguidamente caminó unos pasos y encontró otra puerta donde parecía que una guerra hubiese arrasado con todo porque todo parecía salido de lugar como si nadie limpiara nunca ese sitio y no había nadie en el hogar porque todos están en sus vidas. Y al no haber nadie se fue y prometió regresar para ordenarlos según murmuró entre dientes.

Otros pasos más y vio una madre con su hijito llorando desconsoladamente porque tuvo una pelea con su esposo que al parecer tenía una amante y la dejó abandonándola por la otra.

EMBAJADORA UNIVERSAL DE LA CULTURA

Luego, de caminar y ver varios casos parecidos al anterior; y otros como discusiones con gritos entre esposos que nunca se auto criticaban el uno al otro por cambiar y mejorar la situación sentimental ni acudir a un sicólogo.

Premio reconocimiento nacional e internacional a la Excelencia Cultural 2019-2020 por la UHE-MOTIVATIONAL STRIPS-WNWU para ANA MARÍA MANUEL ROSA

Hubo otros casos de peleas de padres entre sí y con sus hijos; uno muy interesante que los padres ni advertían la necesidad de sus hijos por compartir espacio de tiempo con ellos; uno en el que padres discutían con hijos grandes rebeldes a los que nunca les pusieron atención de niños para corregirlos.

Y vio en su recorrido otros casos de peleas de alto voltaje de matrimonios con vidas destrozadas durante años por malos tratos recíprocamente y; casos que algunos con depresión queriendo dejar la vida con suicidios sin razón.

Y ni hablar de otros casos con empresarios y sindicalistas ambos sin escrúpulos pretendiendo enriquecerse de mala manera con corrupción en políticos haciendo negocios ilegales que son capaces de venderles sus almas al diablo. Negocios turbios destruyendo la naturaleza base de la vida desforestando con pretensiones de hoteles resorts y lugares paradisíacos para clase alta exclusivamente destruyendo flora y fauna autóctona y el paisaje naturaleza que Dios nos dio.

Y ese extraño aparecido viendo y controlando lo que estaba haciendo los humanos apareció dentro de un gran misterio que nadie sabe muy bien de qué hay de cierto y qué de fantasía o de irreal. Lo verdadero es su presencia como, mero observador esperando ver cuál iba a ser su paso a seguir; o cuando haría su presencia oficial en escena. Dicho de otra forma, este intruso estaba esperando la ocasión no se sabe bien la orden de qué o de quien para atemorizar a la raza del hombre en la tierra obligándolos a quedarse en sus casas como si de una trinchera de guerra se tratara.

Este extraño obligó a realizar en diferentes gobiernos de países a implantar nuevas reglas temporales de vida, de cómo salir a la calle casi disfrazados como extraterrestres y con medidas extremas de higiene personal. Ya no era posible llegar a casa y abrazar así no más a los seres queridos. Un riguroso protocolo de entrada a casa jamás anteriormente pensado de sacarse toda la ropa y zapatos que estuvieron en contacto con el exterior; lo mismo con barbijos sacados hacia delante sin tocar más nada. Prosiguiendo una ducha para que con el agua caliente y jabón al bañarse se extinga y muera el virus. Que el jabón es muy potente para diluir la capa grasa que rodea al Corona Virus y así se lo desarma. 

Y recién después de todo el protocolo de entrada a la casa poder saludar a los seres queridos. Un protocolo de distanciamiento social que en otros debe continuarse dentro de la casa si hay alguien teniendo que cumplir la cuarentena de quince días por síntomas evidenciados; o por haber abuelos en casa que son de alto riesgo de contagio. Todo cambió en las compras de alimentos de apenas llegados a casa desinfectar las bolsas con pasar un trapo humedecido en lavandina para matar al virus. El desinfectar las suelas de los zapatos es otro de los puntos a tener en cuenta para que ese intruso invisible al ojo humano no entre atrevidamente.

Pero el extraño apodado “Corona Virus” o “COVID-19” no cesa ni perdona a nadie atacando sin pausa a su paso agrediendo a quienes padecen otras enfermedades siendo vulnerables a más ataques a su salud llevándolos a un compromiso extremo acabando con sus vidas. Algunos los menos lograron superar la enfermedad volviéndose inmunes. Advertido el personaje virósico aprovechó a viajar por todo el globo terráqueo ya que estamos en la era de los viajes en aviones, cruceros o simplemente terrestre cruzando fronteras entre países. No importó si era en autobuses, automóviles, barcos o aviones.

Tan solo el aire lo transporta al respirar, al hablar salpicando con las microgotas de Flüge que en algunos es más evidente porque cada vez que hablan algunas personas escupen con una lluvia de saliva totalmente despreocupada sin importar del mal. Los otros casi imperceptibles con casi nada porque no se nota pero sí llega al otro. Gente que tuvo que aprender a lavarse las manos… una actividad que debiera ser cotidiana donde muchos millones de personas no saben hacer. Videos tutoriales de cómo lavarse las manos desde casi bebés hasta adultos mayores y ni hablar de aquellos que nunca fueron para nada higiénicos capaces de ir al baño a hacer sus necesidades totalmente desprevenidos y luego ser capaces de dar la mano a los demás contaminando con sus sucias prácticas.

Y ese extraño virus COVID-19 viajose a distancias impensadas en naves espaciales llamados aviones, navegose mares y océanos en cabinas de equipajes o simplemente guardados en cavidades de narices infectadas o alojados en la boca del transmisor quizás asintomático no importa el transporte si es aéreo, marítimo o terrestre. El personaje tan solo visto en microscopios electrónicos y en cultivos de cajas de Petri se desliza con tal rapidez de acaparar todas las personas a su paso valiéndose de aquellos despreocupados que nada le importa.

Y este personaje que contagia y contagia sin parar y a toda prisa anda vagando por cada lugar y por todos los rincones y cambió a los seres humanos su forma de vivir, la forma de ver su propia vida, la de sus seres queridos y la de sus semejantes. Cambió en muchos la forma de trabajar y continuar la jornada laboral virtualmente cumpliendo con su obligación. Estudiantes utilizando las plataformas estudiantiles y estrategias utilizadas por sus profesores desde sus respectivas casas. Este extraño que llego a nuestras vidas para quedarse se cobró miles de vidas; y nos transformó totalmente. Poniéndonos a ser más creativos a la hora de trabajar, estudiar, entretenernos, ordenar nuestras casas en limpieza y orden. Ordenando a los hijos y ver sus falencias y conocer verdaderamente a los hijos que tienen –aquellos los excelentes sentirse orgullosos; pero los vagos desilusionando a los padres y obligándolos a hacerse cargo de educarlos y dejar de criticar a profesores acusándolos de culpables cuando la responsabilidad de su comportamiento es de los padres-. 

La cuestión que habíase una vez un extraño transformándonos a todos en más creativos; a los a los científicos; a los médicos y enfermeros; a los que hacen la tecnología más fáciles tratando de adaptar cosas para fabricar otras como respiradores, cosiendo batas y barbijos….

Ese extraño personaje maligno, perturbador del orden de la vida, asesino implacable vino en una nave extraña a los ojos de los hombres… no se supo ni se sabe si fue de un laboratorio químico con no se sabe qué pretensiones si hacer una guerra biológica contra quién sabe quién fue dirigido o por venganza. Esa minúscula molécula rodeada de una capa grasa y pinchos a manera de corona probablemente vino sola pero hay sospechas que intrigan mucho sobre su procedencia porque fue en varias ocasiones pronosticada por visionarios que presienten con mucha anticipación.

El misterio corroe y carcome acusándose unos a otros quedando el resto que es la mayoría de países al descubierto y en medio de la disputa de poder y el peligro. Mientras el misterio nos rodea aterrorizando y atemorizando; algunos esperan encontrar la cura probando posibles vacunas. Dentro del misterio de la oscuridad frente a lo desconocido, unos aseveran que este microscópico extraño fue fabricado y que los que lo crearon ya tienen la cura sino que esperan… no sabemos que lo que esperan; pero el indicio es que existe un mercado de los sin escrúpulos para hacer más y más dinero y enriquecer y aumentar exponencialmente sus fortunas con la venta de esta cura. Y mientras tanto dentro de las situaciones misteriosas hay otra carga extraña de mentes diabólicas que quieren reducir la población en millones de personas porque creen que todos no podemos vivir en este mundo. Y su pensamiento es que en esta tremenda tormenta del ataque biológico del Corona Virus se lleve a los débiles de salud que requieren más tratamientos médicos costosos. El dicho de esos es; que son un verdadero problema la población de nuestros mayores… los jubilados y los pensionados…, como que se van a gastar mucho dinero si su existencia se prolonga en años.  

Y un día el menos pensado; el extraño dejó de ser un peligro latente y su guardia cedió debilitándose hasta el punto de desaparecer de la fase de la tierra. Quizás sobrevivió sin ya significar un peligro totalmente controlable como otras plagas y pandemias que una vez azotaron la humanidad. El Corona Virus llamado también COVID-19 ya es parte de la historia médica y de los hechos sucedidos a través de la historia…  

La moraleja que nos queda es que debemos ser cuidadosos en todos los aspectos y que seguro cambiará la forma de vivir y las prácticas porque ya no saludaremos dando un apretón de manos ni abrazando a cualquiera y mucho menos besando a desconocidos. Y también nos deja de moraleja que nuestros hogares son nuestros pilares fundamentales como un templo o una iglesia donde es nuestro lugar más sagrado que compartimos no con desconocidos sino con nuestros afectos. El lugar que amaremos y donde vivimos. Y nuestras familias y amistades sagradas en quienes confiamos y con los cuales añoramos estar y que este tiempo nos hizo ver lo importante que son para llevar adelante el diario vivir.

Sí ese extraño virus en nuestras vidas nos mandó a nuestras casas a rever nuestras acciones y a darle un pulmón ante tanta contaminación del medio ambiente tanto a la naturaleza en sí sino a ciudades tan contaminadas.

Todos los derechos reservados

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page
Fermer
Fermer