CrónicasFeaturedLas cosas lo que son

Cumbre Rusia/África (y otras Cumbres) Francamente ¿Qué puede aportar una milicia como el Polisario?

El surrealismo argelino-surafricano

 

Quieran o no África del Sur y Argelia, la presencia de su banda del Polisario es contra productiva y perjudicial para la esperanza y la imagen del continente africano.

Y no solo para el continente, sino y, quizás, sobre todo, para ellos, habida cuenta de que obran de que, tanto Pretoria como Argel, saben que obran en contra los intereses supremos de África, en contra de sus propios intereses (desde hace años no logran, por más que lo intentan meter a su milicia polisarista) y contra el derecho internacional y la razón.

África necesita valores añadidos como Marruecos. ¿Qué puede hacer una milicia que vive, además de los recursos de sus creadores, de la ayuda humanitaria internacional, de la malversación de ésta y de los diversos tráficos?

Además, y es lo más importante Moscú no ignora el estado de terror en el gulag de Tinduf ni la obra siniestra del Polisario contra su población.

El Polisario ya no representa más que a los miembros de su cúpula, a su frente, su “presidente” objeto de múltiples ordenes de búsqueda y captura por organismos internacionales por crímenes contra la humanidad.

A estas alturas muy pocos consideran aun a la banda del Polisario como interlocutor válido para encontrar soluciones.

No cabe duda de que, más que imperativo, para llegar a una paz justa y equitativa a este prefabricado problema, es ineludible ver hacia otro lado.

Y es que sería ingenuo creer que una solución puede aportar a los cabecillas del Polisario más de los diferentes tráficos a los que se dedica actualmente.

Afficher plus

Articles similaires

Voir Aussi
Fermer
Bouton retour en haut de la page