CrónicasFeaturedLas Cosas lo que son

Dajla: la cara del esfuerzo marroquí Por Dr. Mohamed Bouissef Rekab

Reflexiones

Dr. Mohamed Bouissef Rekab
Escritor/Analista

“No puedo cambiar la dirección del viento, pero sí ajustar mis velas para llegar siempre a mi destino”; asegura el pensador y artista norteamericano Jimmy Dean (1928 – 2010) en sus canciones country. Esta es la trascendental primicia de las personas que tienen trazados planes serios, prudentes y que desean ver cumplidos.

Cuando Marruecos comienza un proyecto –en cualquier región del país-,  bajo la dirección de SM el Rey Mohamed VI, todos los obstáculos, por más difíciles que sean, se vencen con la generosidad y el esfuerzo que brinda el ser humano. Los resultados están para avalar estas palabras. Enumerar los grandes éxitos de estas intenciones sería una larguísima lista.

Uno de los grandes proyectos que ha lanzado nuestro país (en 2016) es el puerto atlántico de Dajla (construido en una superficie de 1.600 hectáreas); plan emblemático que muestra al mundo el desarrollo de Marruecos en las provincias de su Sahara. Esta empresa de Marruecos se ajusta a las perspectivas de futuro para nuestras provincias del sur, teniendo en cuenta la intención marroquí, dirigida por SM el Rey, de enlazar nuestro país con el conjunto del continente africano. El lugar destinado a su construcción se ubica a  unos 40 kilómetros al norte de la ciudad y se encuentra entre Casablanca (a 1.500 kilómetros al norte) y la capital de Senegal, Dakar (a 1.300 kilómetros al sur).

El propósito de este gran proyecto es crear un enorme puerto comercial, una dársena dedicada a la pesca costera y de alta mar y un tercer  dique que se dedica a la industria naval; todos unidos en el mismo lugar: al norte de Dajla.

El proyecto de este puerto tiene un papel muy importante en la política africana de nuestro país (entablar relaciones con esos países en diferentes niveles) pero también en el desarrollo económico, social e industrial del Sahara marroquí, precisamente para abrir cauces de intercambios con los vecinos del sur.

Este estratégico megaproyecto va a permitir apoyar el impulso económico de esta región ampliando los sectores de la pesca, la agricultura, la minería, la energía eólica y fotovoltaica, etc., y va a dotar esta zona de una herramienta logística moderna para poder aprovechar las oportunidades que ofrece el sector del transporte marítimo a escala internacional (de ahí que su ubicación esté tan cerca de los vecinos africanos del sur); por lo que es un polo portuario que se suma al resto de grandes puertos de Marruecos, tales como el de Casablanca, de Tánger Med, de Nador West Med, de Safi, etc. Estos puertos refuerzan la posición de nuestro país como portal que se abre económicamente, de par en par, al continente africano y al resto del mundo.

La antigua Villa Cisneros, nuestra Dajla actual, conoce este modélico desarrollo captando inversiones para mejorar su imparable crecimiento y convertirse en el centro neurálgico de las inversiones nacionales e internacionales que, en definitiva, apoyan el plan de autonomía que propone Marruecos ante las Naciones Unidas y el resto del mundo, como la única salida a este conflicto que conoce el Sahara marroquí, creado por un enfermizo sector segregacionista que se niega a aceptar la realidad de las cosas.

El trabajo para mejorar todos los sectores en el Sahara marroquí es imparable. Los que están minando estos proyectos terminarán por cansarse… La intención principal de la Nación es que aquellos que nos atacan, entiendan que Marruecos ajustará perfectamente sus velas para llegar a buen puerto.

Las puertas de la Madre Patria se mantienen abiertas para todos sus hijos secuestrados en Tinduf.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page