CrónicasFeaturedMarruecos, Aquí, Ahora

De una corrección proverbial: Se nos fue “Ami Mokhtar”

 

 

 

No es fácil olvidar a un hombre como Mokhtar Gharbi. Amigo, compañero y, a la postre, familiar.

Él mismo, conociendo el cariño, el amor y la admiración de mi padre por él en tanto que persona y en tanto que profesional, comenzaba sus correos con un afable, cortés y afectuoso: “buenos días, familia”. Nos consideraba su familia.

Su imagen, su sonrisa que nunca palidecía ni decaía, su gentileza y su amabilidad y su amor al prójimo seguirán entre los miembros de la familia Jedidi.

Nos ha costado creer la noticia de su desaparición. “Así mueren los grandes” comentaba mi padre. Y es que él, Mokhtar Gharbi, escritor, periodista y, sobre todo persona y amigo era un grande tan discreto que, hasta el punto de esconderse para morir.

Al día siguiente nos sorprendió a todos los que le conocíamos, le queríamos y le admirábamos;

Duerme en paz, buen hombre. Nunca te olvidaremos.

Twitter: @InfoMarruecos

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page