CrónicasFeaturedLas cosas lo que son

Del ping pong al cine: Diplomacia plural

La otra forma de comprenderse

 

A primera vista, la noticia puede parecer destinada a la rúbrica cinematográfica. Sí, pero es más… mucho más:

Cuatro cineastas cubanos participan en la octava edición del Festival Internacional de Cine de Dajla, que se celebra desde ayer hasta 28 del actual, con el país latinoamericano como invitado de honor.

Buen trabajo del embajador Bougaleb Al Attar. No cabe duda de que en el marco de nuestra integridad territorial se trata de una revolución concepciones.

Relaciones culturales, acercamiento paulatino pero sereno y una mirada hacia los intereses supremos de los dos países: Cuba y Marruecos.

El propio Al Attar lo ha explicado cabalmente: “La presencia de los cineastas y directores cubanos Mirtha Ibarra, Sebastián Cordero, Evera Miranda y Arturo Ramón en este evento cinematográfico augura una nueva etapa en el proceso de desarrollo de las relaciones culturales entre Marruecos y Cuba”.

Las imágenes en vez de la exportación de la revolución y la cultura (cine) al servicio de los pueblos, su convivencia, su distensión y su complementariedad.

Dajla y los organizadores de su festival internacional han atinado al optar por Cuba como invitado de honor.

Los marroquíes decimos la lluvia comienza siempre con unas gotas…

Bienvenidos compañeros.

 

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Voir Aussi
Fermer
Bouton retour en haut de la page