Crónica internacionalFeatured

Desafíos de Israel: Temporada alta

Es una iniciativa identitaria promovida por la la extremista derecha israelí:  por 62 votos contra 55 votos, la Knesset ha adoptado ayer una ley, calificada por propios y extraños como “controvertida” que define a Israel como « el hogar nacional del pueblo judío. »

 Este texto, teniendo fuerza de ley básica en un país s(Israel) sin Constitución revisa los atributos de soberanía, como la bandera, el himno nacional, el calendario judío.
Es más y peor:
El nuevo desafío a la comunidad internacional y sus decisiones y recomendaciones sobre el conflicto israelí-palestino comprende cláusulas más sensibles: Define Al Qods (Jerusalén) como capital « completa y unificada » de Israel, mientras que el estatuto jurídico de la ciudad debe ser resuelto de acuerdo con el consenso internacional al final de las conversaciones de paz con los palestinos.
Con este nuevo texto, Israel vuelve a demostrar que se ha pasado de victima a victimario, creyendo contar con el incondicional apoyo uy respaldo de Estados Unidos y de algunas potencias occidentales, se atreve a cerrar herméticamente las puertas a toda tentativa de paz y a toda esperanza de un acuerdo o por lo menos compromiso con los usurpados palestinos.
De Israel no se podía esperar ni menos ni mejor, pero lo curioso es que, como decía el difunto rey Hassan II el “genio judío está averiado”.
En síntesis: el futuro de la entidad sionista lo va a determinar los países árabes y nadie màs.
 
 
Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page