Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Descubierto su pasado franquista: Lo que más le duele a Brahim Ghali

El espectro del pasado

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Un amigo (familiar) del entorno de Brahim Ghali me ha revelado que, en privado, en todo el episodio de Ghaligate, lo que más duele al “presidente” es el “sacar a relucir su siniestro pasado de chivato franquista”.

Entre la población, con pruebes a mano (publicación del documento y la imposibilidad de desmentirlo, el tema de humor e ironía pasa a vergüenza y atropello. “tener a un ‘presidente’ ex chivato del franquismo no es ningún orgullo ni nada que le parezca”. La anciana J.OMP lamenta haber “dilapidado su larga vida engañada”.

En los campamentos, a pesar de las mascaradas de manifestaciones de apoyo… condicional, el debate gira en torno a la extraña posición de algunos partidos políticos españoles que, para contrariar a marruecos, se alían hasta con el franquismo y sus ex chivatos.

De hecho, la inmensa mayoría de la población de test gulag argelino de Tinduf prepara su futuro próximo, consiente del comienzo del fin de la pesada impostura saharaui de Argelia.

El reciente seminario de Dakar ha anunciado este comienzo del fin y nadie, en estos tristes campamentos argelinos de Tinduf cree en los milagros. “Ninguna impostura dura cien años”, murmura M.AIU no sin antes “inspeccionar” todos los lados de la jaima porque “aquí en estos campamentos todo tiene orejas.

En síntesis, descubierto el cargo de Ghali con el franquismo difícilmente puede, desde ahora en adelante, levantar la cabeza ante los que aún conservan el orgullo y la dignidad sahrauies en estos campamentos argelinos.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page