CrónicasFeaturedFin de Trayecto

Desde Mi Observatorio: Marruecos, El Referente Ramón Moreno Castilla (actualizado)

Bienvenido Sr. Castilla

Para un canario estudioso y pertinaz observador de nuestro entorno geopolítico, dada la posición geoestratégica del Archipiélago Canario, como es mi caso; que “descubrí” Marruecos en 1985 siendo presidente de la “Asociación de Amistad y Cooperación Canario-Marroquí”, reinando el extinto Monarca Hassan II, a cuya Fiesta del Trono tuve el honor de asistír en Marrakech invitado por el Gobierno de entonces, es poco menos que imposible ser objetivo a la hora de hablar o escribir sobre este maravilloso país. Aunque bien es cierto, que “amor no quita conocimiento” y, por consiguiente, esa subjetividad no está reñida con el rigor informativo y el análisis imparcial y ponderado de la esplendida realidad marroquí tantas veces manipulada y tergiversada a propósito, de forma tendenciosa y malévola.

Porque lo mio con Marruecos, lo reconozco abiertamente, fue “un amor a primera vista”; y ya desde el mismo momento en que visité este país, quedé cautivado de su historia milenaria, su ancestral cultura, sus bellezas paisajísticas, sus gentes hospitalarias y serviciales, y de su exquisita y variada gastronomía y repostería, muy parecida a la canaria por sus ingredientes de almendras y miel. Y, por qué no decirlo, con todo respeto y admiración, de sus bellas y laboriosas mujer es que disfrutan de plenos derechos (recogidos en la vigente y modélica Constitución de 2011, mayoritariamente aprobada en referendmn por el pueblo marroquí) gracias a los desvelos del Rey Mohammed VI en su defensa a ultranza de los DD.HH. y de situar a la mujer en el lugar que le corresponde en la sociedad marroquí.

Pero lo inconcebible es que Marruecos pese a estar tan cerca, sin embargo siempre ha estado tan lejos; no solo por ignorancia, sino por una calculada animadversión promovida desde el exterior. Porque para Canarias nuestro vecino del Este (a escasos 96 km./59,65 millas marina s) ha sido el “enemigo inducido”; no en vano, la respuesta de España a las históricas reivindicaciones independentistas de ciertos sectores del pueblo canario ha sido indefectiblemente: “de qué vamos a vivir” y que “Marruecos nos invade”… Mientras, el Frente Polisario asesinaba a pescadores canarios que faenaban en el caladero marroquí (en las aguas adyacentes entre Canarias y Marruecos) y hacían del Archipiélago su santuario con la anuencia de las Autoridades españolas. Por cierto, resulta muy revelador que cuando se firmó el primer Acuerdo de Pesca hispano-marroquí, el entonces Rey Hassan II quiso preservar en el texto los derechos históricos de los pescadores isleños en el llamado banco de pesca canario-sahariano; a lo que el presidente del Gobierno de UCD, Adolfo Suárez, se negó en redondo alegando que “todos los pescadores españoles eran iguales”, en clara alusión a la flota andaluza que hasta la fecha había estado esquilmando dicho banco pesquero con prácticas poco ortodoxas.

Como recalco en mi libro “Mohammed VI, Paladín del Panafricanismo. El Regreso de Marruecos a la Unión Africana” , prologado por el eminente catedrático chileno, Diego Melo Carrasco, Doctor en Historia Medieval por la Universidad de Salamanca: Marruecos es una moderna y consolidada Monarquía Parlamentaria, con separación de Poderes cmno corresponde a un auténtico Estado de Derecho; con elecciones libres y democráticas en las que se respetan escrupulosamente los resultados electorales y la alternancia política, y con plena seguridad jurídica; y donde cohabitan sin ningún problema Monarquía e Islamismo, como destacara en portada la revista marroquí “Tel Quel” en su número 868 de julio-agosto de 2019 con motivo de los 20 años de fructífero reinado de Mohamed VI: “La cohabitation avec les Islamistes 2011-2019”.

Un Rey que cumple el papel que le asigna la Constitución de Árbitro del juego político, al tiempo que su condición de “Príncipe de los Creyentes” le confiere una indiscutible autoridad religiosa y una incuestionable autoridad moral siendo además un inprescindible elemento de cohesión social y vertebrador del pueblo marroquí, volcado con su Rey. Que como también destacaba en portada la revista “Maroc Hebdo” en su número 1312 de julio-septiembre de 2019, reina y gobierna: “Mohamned VI, 20 Ans Apres. Un Roi qui Regne Et Gouverne”.

Por todo ello, los canarios de buena voluntad que nos identificamos con nuestros ancestros procedentes del Norte de Marruecos, como está sobradamente demostrado, debemos considerar a nuestro vecino un amigo necesario con el que debemos mantener, por insoslayable imperativo geográfico, unas fluidas y estrechas relaciones de amistad y cooperación beneficiosas para las partes. Un inmenso y próspero país, que la prestigiosa revista “Le Point” en su edición de 11 de julio de 2019 número 2445, titulaba con grandes caracteres tipográficos: ” Maroc, la nouvelle puisssanse” (Marruecos, la nueva potencia).

Y ahora cuando el mundo entero asiste aterrado a los devastadores efectos que provoca la pandemia del coronavirus, cuyas secuelas están siendo demoledoras para las estructuras socio económicas y socio sanitarias de todos los países, Marruecos, como en tantos otros aspectos, es el referente. Es lo que pone de manifiesto el Banco Mundial (BM) cuando dice que “la respuesta del Gobierno marroquí al Covid 19 fue rápida y decisiva”. Dicho Organismo considera que Marruecos ha gestionado eficazmente la crisis del Covid 19 mediante la aplicación de medidas innovadoras para proteger la vida y los ingresos de su población, pero también para sentar las bases de su recuperación económica.

Así lo subraya la institución nacida en Bretton Woods, Hampshire (EE.UU), en su documento de referencia, publicado el pasado 17 de julio, “Informe de seguimiento de la situación económica de Marruecos”; en el que sus economistas señalan inequívocamente que “esta respuesta proactiva ha permitido al país evitar una epidemia y, por tanto, salvar vidas”. Estas medidas se centraron sobre todo en “el rápido cierre de las fronteras y el fortalecimiento del sistema de salud”, pero también en “el establecimiento de un fondo especial para mitigar el impacto económico”. Esta última medida promovida por el Rey Mohamme VI es, a criterio del BM, “una verdadera innovación porque ha permitido compensar a los hogares afectados por la epidemia, incluidos los más desfavorecidos”.

Otro mecanismo eficaz que destaca en su Informe el Banco Mundial, es “la preparación de una ley de presupuesto rectificativo” y “la adopción de medidas en ese sentido , incluida una hoja de ruta detallada para la reanudación de las actividades económicas”. Un modus operandi esencial para aliviar y acortar la depresión económica, social y sanitaria y acelerar la recuperación.-

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page