Cronica desde TindufFeatured

Desesperación Separatista: Marruecos brilla en la arena internacional a pesar de los « esfuerzos » argelinos

El Marruecos Resiliente…

Mi identidad no importa, solo mi mensaje. Mi hermana ha vuelto a Marruecos tras meses de hospitalización en Nuakchot, pero el resto de mi familia sigue en los campamentos del Polisario en Tinduf, olvidados por la “solidaridad” internacional y los “derechos humanos”.

Una vez más, Marruecos se encuentra en el epicentro de la atención internacional, buscando un asiento en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Como era de esperar, los alborotadores separatistas del Polisario, aferrados a sus desgastados mentores en Argelia, han desatado una campaña para desacreditar este paso crucial.

La candidatura de Marruecos ha obtenido el respaldo de la Liga Árabe y varios países, desencadenando la respuesta predecible de las llamadas « organizaciones de derechos » vinculadas a los polisaristas, quienes han lanzado lo que pretenden sea una « campaña mediática internacional contra la candidatura de Marruecos ». En otras palabras, están haciendo todo lo posible por manchar la reputación de Marruecos en el escenario mundial.

De acuerdo con analistas políticos de renombre, la campaña separatista es simplemente un intento descarado de desviar la atención de los problemas internos de la Frente Polisario. Sorprendentemente, en lugar de abordar su propia descomposición, presión y desintegración interna en los campamentos de Tinduf, optan por señalar con el dedo acusador a Marruecos.

A pesar de lo que pueda lamentar nuestro vecino geográficamente impuesto, los éxitos internacionalmente reconocidos de Marruecos en los ámbitos de seguridad, política y economía están generando amargura y resentimiento en los moradores de El Mouradia.

Es evidente que esta campaña separatista está financiada, impulsada y promovida por el régimen gerontocrático argelino. Sin embargo, todos sus esfuerzos resultan en humillación y fracaso. En lugar de socavar a Marruecos, solo logran exhibir su propia incompetencia y desesperación ante el progreso y la credibilidad internacional del Reino.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page