Buenas noches MarruecosFeatured

Después de la ONU, el caso de Ahmed El Khalil será llevado pronto a la CPI y al Comité de Derechos Humanos de la ONU (abogado francés)

Polisario en el banquillo de acusados

 

París – map

Después de haber llevado el caso de Ahmed El Khalil, un exdirigente del « Polisario » desaparecido desde 2009, a la Cuarta Comisión de la Asamblea General de la ONU, el abogado francés Hubert Seillan tiene la intención de remitir a la Corte Penal Internacional (CPI) y al Comité de Derechos Humanos en Ginebra este caso de desaparición forzada nunca dilucidado.

Encomendado por la familia del desaparecido, incluidos dos de sus hermanos y dos de sus hijos, Seillan, abogado en el Tribunal de Apelación de París, interrogó recientemente a la Cuarta Comisión sobre el destino de su cliente Ahmed El Khalil, encargado del « dosier de los derechos humanos y consejero » ante el jefe del « polisario », detenido el 6 de enero de 2009 cuando estaba de viaje para intervenir en la Facultad de Argel sobre los derechos humanos, con la intención de denunciar ciertas prácticas en los campamentos de Tinduf, concretamente la malversación de fondos y la violación de los derechos humanos.

« Ahmed El Khalil estaba denunciando al aparto cuando fue arrestado. Desde entonces, no se le ha vuelto a ver », dice Hubert Seillan en declaración a la MAP.

« Su familia vino a verme en uno de mis viajes. Fue en Smara y uno de sus hermanos y luego un segundo vinieron y me confiaron el dosier pidiéndome ayudarlos a aclarar el caso y a defender los intereses de Ahmed El Khalil », afirma el abogado francés quien aceptó hacerse cargo del dosier.

El abogado francés se reuniría, después, con uno de los hijos del desaparecido, Rachid El Khalil, que vive en el suroeste de Francia, quien y lo confirmará también en este caso. « Hoy, toda la familia me confirmó esta misión », afirma Hubert Seillan, decidido a arrojar luz sobre este caso de desaparición forzada, al tiempo que reconoce que la tarea es difícil.

En primer lugar, « empecé enviando una queja al fiscal en Argel sin que se me diera ninguna respuesta. Luego alerté a la Cruz Roja Internacional. En vano. Pretenden que corresponde a la gente de Tinduf informar la Cruz Roja”. Es un cinismo aberrante: « ¿cree que era cómodo para la gente de Tinduf informar a la Cruz Roja? », se pregunta Seillan, antes de lamentar la posición de la Cruz Roja.

« Lo siento, pero hay que decirlo. Hoy en día, la Cruz Roja plantea un problema de formalismo que me molesta », afirma.

Ante la inercia de la Cruz Roja, Hubert Seillan decidió entonces advertir a algunas ONG de derechos humanos. Fue también penar en vano!! « Me he dado cuenta de que muchas de ellas tienen, desgraciadamente, hay que reconocerlo, una visión unilateral de los Derechos Humanos », lamenta.

El abogado francés decidió continuar con determinación su búsqueda de la verdad. Entonces decidió llevar el tema a la cuarta comisión, ante la cual hizo un alegato por Ahmed El Khalil, junto con el hermano del desaparecido venido desde Esmara y tres de sus primos.

En su alegato, Hubert Seillan afirma que su deber como abogado, profundamente comprometido con el respeto y la defensa de los derechos humanos, le empuja a lanzar « un llamamiento urgente, inmediato y solemne » a la Comisión de la Asamblea General, para « tomar nota de estas exacciones y para que se haga justicia en nombre de Ahmed El Khalil y de las otras personas sometidas a estas violaciones ».

“El « polisario » demuestra, con sus acciones, su profunda denegación de los derechos humanos. Debemos condenar colectivamente esta desaparición y tales prácticas. Se trata de nuestra credibilidad y de los valores universales que defendemos juntos en este recinto de las Naciones Unidas », alegó el abogado francés, para quien « el silencio ante esta tragedia humana es contrario a las responsabilidades y los compromisos que asumimos colectivamente ».

Pero consciente de que la ONU no tiene ningún poder de coerción ni de presión en este tipo de casos, Hubert Seillan decide no detenerse allí y llamar a otras puertas.

« Actualmente estoy considerando presentar una queja ante la Corte Penal Internacional y en Ginebra ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU », dice, expresando su « profunda determinación » de prestar a este dosier toda la atención necesaria « mientras tenga la fuerza ». « Sé que será difícil porque se trata para el lado argelino de una cuestión de Estado, pero le digo muy firmemente a este país que hay que ser capaz de analizar la realidad de los hechos ».

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page