Crónica de SoussanCrónicasFeatured

Día Internacional de la Solidaridad Humana: Reflexiones sobre la Solidaridad Marroquí Por Fikri SOUSSAN

Reflexiones

Fikri SOUSSAN
Profesor en el Departamento de Estudios Hispánicos de Dher El Mehrez en Fez

En un mundo cada vez más individualista, Marruecos se destaca por su fuerte sentido de solidaridad. Esta cualidad, que se manifiesta en diversas formas, es un elemento distintivo de la identidad marroquí.

En momentos de crisis, los marroquíes han demostrado un compromiso constante con los necesitados. Durante la pandemia de COVID-19, por ejemplo, la población se volcó en ayudar a los más vulnerables. Miles de voluntarios se ofrecieron para ayudar en las labores de desinfección, atención médica y distribución de alimentos.

En el Día Internacional de la Solidaridad Humana, es importante recordar el ejemplo de solidaridad que Marruecos mostró tras el terremoto que asoló la región del Hauz el pasado 9 de septiembre.

El terremoto del Hauz: una respuesta solidaria

El terremoto, de magnitud 6,6 en la escala de Richter, causó muchas muertes y dejó a miles de personas sin hogar. La respuesta del pueblo marroquí fue inmediata y masiva.

Miles de voluntarios se volcaron a ayudar a los afectados. Se organizaron campañas de recaudación de fondos y se enviaron toneladas de ayuda humanitaria.

El gobierno marroquí también actuó con rapidez y eficacia. Se movilizó a las fuerzas armadas y a los servicios de emergencia para atender a los afectados.

La solidaridad marroquí se manifestó de diversas formas. Los vecinos ayudaron a sus vecinos, las empresas donaron dinero y alimentos, y las organizaciones no gubernamentales se movilizaron para proporcionar asistencia.

La solidaridad marroquí: una tradición arraigada

Este legado de solidaridad no es solo una respuesta a la necesidad, sino que también refleja los valores arraigados en la sociedad marroquí. Los marroquíes tienen una fuerte tradición de ayuda mutua, que se remonta a la época preislámica.

Esta solidaridad se expresa en diversas formas, desde el trabajo civil y el voluntariado hasta la acción social. En Marruecos, existen numerosas organizaciones no gubernamentales que trabajan para apoyar a los más necesitados. Estas organizaciones son esenciales para proporcionar asistencia a las personas que viven en la pobreza, las personas con discapacidad y otras poblaciones vulnerables.

La solidaridad marroquí también se manifiesta en la vida cotidiana. Es común ver a vecinos ayudando a sus vecinos, o a personas que se ofrecen a ayudar a extraños. Este espíritu de colaboración es un rasgo característico de la sociedad marroquí.

La solidaridad, una fuerza transformadora

La solidaridad es una fuerza poderosa que puede ayudar a superar las crisis y construir un mundo mejor. Marruecos es un ejemplo de cómo la solidaridad puede ser un elemento fundamental de la identidad de un país.

En este Día Internacional de la Solidaridad Humana, 21 de diciembre de 2023, es importante reflexionar sobre el papel que la solidaridad juega en la sociedad marroquí. Esta cualidad es un activo valioso que debe ser promovido y protegido.

Para ello, es necesario que las instituciones gubernamentales apoyen las iniciativas de solidaridad. También es importante que la sociedad en su conjunto adopte un espíritu de colaboración y ayuda mutua.

La solidaridad es una fuerza que puede unir a las personas y crear un mundo más justo y equitativo. Marruecos es un ejemplo de cómo la solidaridad puede ser un elemento transformador de la sociedad.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page