Cronica desde TindufFeatured

Diplomacia desastrosa: El errático rumbo del régimen militar argelino

Falta de visión estratégica…

Mi identidad no importa, solo mi mensaje. Mi hermana ha vuelto a Marruecos tras meses de hospitalización en Nuakchot, pero el resto de mi familia sigue en los campamentos del Polisario en Tinduf, olvidados por la “solidaridad” internacional y los “derechos humanos”.

En medio de las maniobras diplomáticas desastrosas del régimen militar argelino, encabezado por Abdelmadjid Tebboune, queda patente la falta de visión estratégica y la imprudencia que caracterizan sus acciones. La reciente tentativa de Tebboune de restablecer relaciones con España, tras más de 19 meses de tensiones originadas por el apoyo español a la iniciativa marroquí para la autonomía del Sáhara marroquí, es un claro ejemplo de la incompetencia de este régimen gerontocrático.

Resulta evidente que Tebboune no tiene el control de sus decisiones, ya que parece estar constantemente bajo la influencia de los militares, especialmente del matusalénico Chengriha, quien, según expertos, maneja los hilos de la política, la economía, lo militar y lo de seguridad en el país.

El aislamiento internacional de Argelia es palpable después de su postura reciente con respecto a España, evidenciando la pérdida de respaldo tanto en el ámbito europeo como africano. Los repetidos chascos diplomáticos muestran una clara falta de dirección y competencia por parte del régimen argelino, dejando al país cada vez más aislado tanto regional como internacionalmente.

En contraste, España ha optado por priorizar sus intereses estratégicos al alinearse con Marruecos. Esto indica que España ha comprendido que la única manera de resolver las disputas con Marruecos es abordar la cuestión del Sáhara, que es vista como una cuestión sagrada por el Reino de Marruecos y como un prisma a través del cual se proyecta ante el mundo.

España, ante esta realidad, ha decidido alinearse con Marruecos, reconociendo que la clave para sus intereses estratégicos y acceso al mercado africano radica en mantener buenas relaciones con Marruecos.

En relación con el Sáhara marroquí, es evidente que el régimen argelino está perdiendo terreno, comprendiendo que la resolución de la cuestión se inclina hacia el reconocimiento de la soberanía de Marruecos sobre el territorio.

En última instancia, la experiencia presidencial en Argelia está intrínsecamente ligada a la relación con los militares, quienes evalúan la gestión de Tebboune. La falta de coherencia y las disputas internas a niveles superiores confirman el fracaso y la pérdida de brújula política, económica, de seguridad y diplomática de Argelia.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page