FeaturedLas cosas lo que son

Diplomacia:  No basta por ganar a unos países, no se debe perder a ninguno

El Marruecos fuerte con la clarividencia de su soberano

 

 

Se debe ser ingenuo para no constatar fehacientemente el vertiginoso avance de nuestra diplomacia, gracias, principalmente, a la nueva estrategia de “the tight man (or women) in the rfight side”.

Día tras día, Marruecos, en los diferentes foros internacionales y en los diversos conclaves mundiales cosecha apoyos, saludos y elogios a su política exterior impulsada por el liderazgo del rey Mohamed VI.

África (UA), eso es verdad, había constituido el punto de inflexión. Desde entonces no sería exagerado hablar de cuesta abajo para nuestra diplomacia.

Excelente trabajo, pues, de unas mujeres y hombres en algunas zonas del mundo donde Marruecos, avanzaba a trancas y barrancas.

Excelente trabajo también de otras mujeres y otros hombres que han hecho de la diplomacia un arte y una cultura.

Frente a esto, entiendo que, bajo ningún pretexto, a excepción de ser blanco y diana directos, se debe alzarse contra un país, menos aun gratuitamente.

Es el Marruecos de yodos. El Margueros, fuerte de la clarividencia de su soberano. El Marruecos que tiende o debe tender a ser hermano o amigo de todos.

Show More

Related Articles

Close
Close