Diplomacia parlamentaria La vocación latinoamericana

0
Letrado Saad Sahli del Colegio de abogados de Rabat

 

 Durante una entrevista con el presidente de la cámara de representantes, Habib Malki, la ministra de Relaciones Exteriores de Honduras, María Dolores Agüero, puso de relieve, el lunes en Rabat, las oportunidades de reforzamiento de la cooperación entre su país y Marruecos en varios ámbitos, entre ellos los intercambios comerciales y la inversión.

De hecho Malki se ha convertido en lo que porfiamos llamar el “interlocutor privilegiado” de los responsables latinoamericanos y es normal, entre otras cosas porque, los que conocen al hombre y su trayectoria política, saben que siempre acordó una importancia muy particular a las relaciones de Marruecos con el mundo iberoamericano.
Un logro  un significativo paso de Marruecos en la buena dirección diplomática y en sus relaciones con los países del mundo con afinidades con el nuestro.
Ahora bien, tanto él como el jefe de la diplomacia Naser Bourita prescinden de un considerable potencial hispanófono e hispanista del reino.
La verdad s que por más vueltas que demos al asunto no puede haber una explicación razonable ni lógica. Con un potencial insignificante, nuestros vecinos argelinos rentabilizan y capitalizan su “hispanismo”.
Un ministro de exteriores de un país latinoamericano al conocer la realidad del hispanismo y de los hispanistas en nuestro país, primer capital cultural en un país no iberoamericano, se deja seducir por las afinidades lingüísticas y culturales de una comunidad que honora al país a nivel mundial aunque, todo habrá que decirlo, consciente de que nadie es profeta en su país.
En este sentido, no sería exagerado afirmar que Marruecos es el único país del mundo que descuida un valioso potencial cultural que podría servir a todos los niveles de sus vínculos con los países de la misma lengua   han demostrado los nuevos embajadores hispanoparlantes en Chile, Perú etc.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here