CrónicasEn voz altaFeatured

Discurso del Trono: Un rey ciudadano

Dificultades en oportunidades

Said Jedidi es periodist(a y escritor. es Embajador de la paz por el Circulo Universal de embajadores de la paz

En todo el mundo, propios y extraños, más extraños que propios reconocen que en las últimas dos décadas, Marruecos hizo gigantescos esfuerzos en su desarrollo a todos los niveles.

No obstante, más que simple motivo de satisfacción se trata de una enorme responsabilidad lo que ha hecho que, como dijo S.M. El rey instara en su discurso del Trono del sábado pasado a los marroquíes a trabajar con un espíritu de iniciativa y resiliencia para consolidar la estabilidad social como lo han hecho los marroquíes en los últimos años, a pesar de los grandes desafíos que ha pasado a causa de la pandemia de la COVID-19 y los últimos acontecimientos internacionales que han afectado a todos los países, especialmente la guerra en Ucrania y sus nefastas consecuencias sobre todos los planes y para todos los países del mundo.

Problemas y soluciones. Franqueza y sinceridad. Ni fácil ni imposible. Todo es posible cuando un discurso mapa de ruta como el del Trono aporta las respuestas oportunas y concretas a los imperativos del desarrollo, de la estabilidad y del progreso y bienestar.

El Soberano habló claro, directo y transparente, elogiando los resultados positivos en diversos sectores productivos, lo que ha hecho que la economía marroquí ha podido resistir a las crisis y las fluctuaciones, pero instando a los marroquíes a desplegar más esfuerzos, más seriedad, más cohesión social y más convicción en un mañana mejor.

En síntesis, un discurso real que coloca a todos ante sus responsabilidades y deberes para hacer más y mejor y con vistas a desafiar las dificultades de la coyuntura, convirtiéndolas en oportunidades.

Es tiempo de movilización… de trabajo… de esfuerzo.

@InfoMarruecos

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page