CrónicasEn voz altaFeatured

Discurso Real con ocasión de la Revolución del Rey y del Pueblo Por Dr. Mohamed Bouissef Rekab

Discurso Real

 

 

Dr. Mohamed Bouissef Rekab
Profesor/Analista

Marruecos está de fiestas: es la conmemoración del 68º aniversario de la Revolución del Rey y del Pueblo. Con esta ocasión, SM el Rey ha dirigido un discurso a la Nación. En su discurso el monarca ha puesto de relieve la situación actual de la política de algunos países que no aceptan la realidad en la que se enmarcan los distintos estados limítrofes. Y SM el Rey ha subrayado que “…algunos de sus líderes, no han digerido todavía el hecho de que el problema no esté en los regímenes de los países del gran Magreb, sino en sus propios sistemas que, incapaces de seguir las evoluciones, continúan apostados en el pasado”.

Al mencionar estas palabras, SM el Rey ha querido explicar la posición política de nuestro país; también da una aclaración respecto a la nueva orientación estratégica del gobierno marroquí, tanto en el interior como con vistas al exterior, y de la manera que tanto nuestros vecinos como nosotros debemos comportarnos para alcanzar respeto mutuo. Con estas palabras, SM el Rey zanja este tema subrayando: “Por ello, al crear infundadas justificaciones y acusar a nuestras instituciones nacionales de no respetar los derechos y libertades, quieren que seamos como ellos”.

Se está pregonando a través de algunos países que Marruecos ha cambiado su orientación política y la manera de abordar su diplomacia; el soberano afirma lo siguiente respecto a este tema: “Esto no es cierto. Efectivamente, Marruecos ha cambiado, pero no en el sentido que ellos quieren. Nuestro país no admite que se atente contra sus intereses supremos y al mismo tiempo procura establecer relaciones fuertes, constructivas y equilibradas, sobre todo con los países vecinos”.

¿Debemos aceptar que otros países vengan a decirnos qué debemos hacer respecto a tal o cual tema?

¿Es lógico que otros países se empecinen en que debamos tomar decisiones con las que no estamos de acuerdo y que ellos consideran como buenas?

SM el Rey deja clara nuestra posición: tenemos una causa que consideramos sagrada, no aceptamos que terceros países se inmiscuyan y nos intenten aconsejar; somos lo suficientemente maduros para tomar nuestras propias decisiones.

En cuanto a nuestros vecinos del norte (a los que consideramos hermanos), los españoles, SM ha puesto de relieve que unas nubes oscuras han venido a ensombrecer nuestra amistad secular y que con prudencia y tranquilidad conseguiremos reconducir al estado del que nunca han debido salirse. Al respecto SM el Rey explica: “Esta es la misma lógica que gobierna nuestra orientación actual con respecto a nuestras relaciones con la vecina España”. Y añade algunas precisiones para que no quepa la menor duda de las intenciones de nuestro país: “Es verdad –dice SM el Rey- que estas relaciones han pasado últimamente por una crisis inédita que ha sacudido fuertemente la confianza mutua y ha planteado numerosas interrogantes sobre su destino”.

Refiriéndose a este tema de las relaciones con España, SM ha añadido: “Sin embargo, hemos trabajado con la parte española en un clima de total sosiego, transparencia y responsabilidad”.

Para tranquilizar a todo el mundo, SM el Rey Mohamed VI, ha afirmado: “Así pues, además de los tradicionales puntos constantes, que constituyen su zócalo, hoy velamos por consolidarlas mediante la comprensión conjunta de los intereses de los dos países vecinos”.

Lo que parecía que no estaba ocurriendo, sí se estaba preparando; el diálogo se mantuvo entre españoles y marroquíes a lo largo de estos meses, lo que afirma SM el Rey: “He seguido personalmente y de manera directa la marcha del diálogo y el desarrollo de las discusiones. Nuestro objetivo no consistió únicamente en salir de esta crisis, sino en hacer de la misma una ocasión para revisar los fundamentos y los determinantes que gobiernan estas relaciones”.

Queda claro que Marruecos busca una relación de respeto mutuo y confianza en el marco de la cual poder trabajar conjuntamente con nuestros vecinos del norte. Por eso SM finaliza sus palabras sobre las relaciones con España diciendo que: “…aspiramos a seguir trabajando con el gobierno de España y con su presidente, Su Excelencia el Sr. D. Pedro Sánchez, con el fin de inaugurar una nueva etapa inédita en las relaciones entre los dos países, sobre la base de la confianza, la transparencia, el respeto mutuo y la honra de los compromisos”.

Lo que SM el Rey pretende es que todos entiendan que Marruecos tiene prioridades que nadie puede cuestionar, de la misma manera que los marroquíes no deben poner en tela de juicio las decisiones de sus vecinos.

A buen entendedor pocas palabras.

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page