América LatinaCrónicasFeaturedFin de Trayecto

ECONOMISTAS CHILENOS DE “EASY MONEY” Por CRISTIAN GUZMAN Z. MASTER EN CS. POLÍTICAS Y SEGURIDAD DEL ESTADO ABOGADO


MIEMBRO DEL COMITE POLITICO Y ACADÉMICO DEL FORO MUNDIAL DE DDHH
Colegio de Abogados de Chile A.G.
Asociación de Abogados de Chile.

Es tiempo de que las Universidades “más prestigiosas de Chile” cierren sus carreras de economía y despidan a todos los profesores que enseñan y defienden un modelo fracasado, con excepción de aquellos que sean capaces de crear nuevos métodos eficaces para el desarrollo igualitario de las personas.

Se ha demostrado empíricamente y por la observación simple del fenómeno en desarrollo que el “prestigio” que decían tener, Los economistas del Hambre, no era más que una falacia basada en adulaciones interesadas

Cuando era niño, mis padres me regalaron este juego. Fue muy educativo. Rápidamente aprendí el idioma y las reglas y resultaba muy arduo el esfuerzo de quedarse con todo, el propósito del juego. Cuando crecí, me di cuenta que en la vida real, la gente que acumulaba riqueza lo hacía siempre con trampa, violando las reglas y creando las suyas, que la Ética no era parte de la vida real y que finalmente esas prácticas traían aparejada la infamia.

            Nuestros economistas, adoctrinados por la escuela de Chicago y especialmente  el “Premio Novel”, Milton Friedman, lo que en realidad hicieron para generar riqueza y crecimiento a uno pocos, fue trasladar el gasto público a las personas. Privar a la gente de derechos básicos y esenciales como la educación, la salud, la vivienda, el transporte, alimentación, vestuario, pensiones miserables, etc., es decir, obligando a las personas a subsidiar al estado logrando con ello esconder las cifras de endeudamiento del aparato estatal, por que los que se endeudan son las personas.

Eso no es una innovación, es simplemente una estafa, es un fraude académico y teórico. Sobre todo un fraude a la Ética. La academia de los Novel debiera quitar el premio a todos esos falsos profetas a quienes sus financistas les compraron el premio. En Chile hay más de 7.000.000 de personas laboralmente activas que tienen arruinado su acceso al crédito, son insolventes y la gran mayoría de ellos por deudas asociadas a bienes de consumo y servicios básicos, además de los nombrados, como la electricidad, el agua, teléfono, internet, etc.

En Chile las personas pagan la lista del supermercado a crédito, pagan todo a crédito, con tasas de hasta 70% ya que en Chile la USURA es legal y todas las entidades bancarias la ejercen. Es de tal el grado de desfachatez, que la sede del Tribunal Constitucional chileno funciona en un edificio que le pertenece y le es arrendado por un Banco y sus techos, cual Capilla Sixtina, están adornados con sendos frescos alusivos a LA USURA.

            El pueblo chileno permitió, bajo la amenaza del fusil, durante 40 años que los economistas de Chicago jugaran al “Easy Money” (Monopolio) usaran el “banco y el tablero” como dueños absolutos e imponiendo sus reglas, simulando estar usando un modelo sustentable, digo simulando, porque en realidad lo que hacían era fingir que habían creado un sistema nuevo de generar desarrollo, pero en realidad simulaban generar ganancias expoliando los recursos naturales, defraudando al fisco al no pagar impuestos y robándole y malversando los ahorros previsionales de sus trabajadores. En veinte años hay más 2 millones de juicios pendientes contra la pequeña y mediana empresa por cobro de dineros previsionales impagos por malversación e insolvencia de las empresas. Deudas incobrables.

Privatizando todos los servicios esenciales que debe proveer el estado a la gente con el pago de impuestos, y básicamente utilizando a la gente como una masa de “esclavos” para generar riqueza a un costo de sacrificar varias generaciones de chilenos a los que desde el estado se les llama, aun, “insumos”.

            Cómo fue posible hacer eso?, con la colaboración irrestricta de las Fuerzas Armadas, que desde sus cuarteles se mantuvieron observantes y atentos a Garantizar la permanencia del Modelo, modelo que a ellos no les toca ya que están protegidos por sendos subsidios estatales intocables a sus salarios y pensiones y las fuerzas de orden y seguridad fieles al mandato de las elites para resguardar el orden público contra la parte de la población más vulnerable económicamente. Crearon un sistema de persecución penal que solo persigue a los pobres y fortalecieron un sistema judicial civil que protege y garantiza el modelo, primero para las grandes empresas y capitales y luego a la propiedad privada.

En los últimos diez años hay más de un millón de sentencias condenatorias contra las ISAPRES (aseguradoras de salud previsional) por VIOLAR la Constitución Política y a pesar de eso, no han cambiado una coma el modelo.

            Además, se apoderaron de casi todos los medios de comunicación masivos, privatizándolos y los que aun son estatales, dejándoles si financiamiento. Crearon una cortina de humo basada en la desinformación y el entretenimiento barato y pueril.

            El modelo privó a las personas de toda su dignidad, hasta la de embriagarse dentro de los parámetros socialmente aceptados, en que los bares y restaurantes fueron reemplazados por las esquinas y los autobuses.

El trabajador común que labora 14 horas diarias y tiene que viajar durante 4 horas al día para ir y volver a su trabajo ya no tiene el tiempo para su familia ni amigos, ni para si mismo, en muchos casos solo le queda el alcohol y la droga, aumentando con ello a niveles intolerables la violencia intrafamiliar por causa de los desordenes mentales que produce esta vorágine de subsistencia precaria. Los espacios que eran canchas de futbol de fin de semana, ahora son guetos o campamentos de viviendas precarias. El aumento de la prostitución precaria, incluso la consensuada dentro de las familias formales es una variable que incide gravosamente en las estadísticas de enfermedades venéreas y violencia doméstica.

            Eso genero el modelo de Friedman, solo 30 años fueron suficientes para demostrar el abuso y el fracaso de una teoría que fue superada por la realidad y la comprobación empírica por medio de la experiencia y la observación del fenómeno en estudio. Intentaron falsificar la realidad a través de los medios de comunicación para seguir manteniendo la mentira del “éxito del modelo”, aun siguen sus Profetas a sueldo pregonando que “con pequeños ajustes” se puede mejorar la crisis.

Hay otros desfachatados como el presidente de los “empresarios industriales” que propuso “Hay que profesionalizar la caridad”. Es decir, crear carreras y sistemas para asistir a la gente y darle por medio de subsidios a las empresas lo que formalmente no están dispuestos a dar para no perder sus privilegios

Una de las últimas medidas del presidente de Chile, fue “aumentar el sueldo mínimo” en 40.000 pesos (U$57,00). Pero eso también es otra mentira, ya que lo que hizo fue crear un BONO que remite como subsidio a las empresas y lo paga directamente en la cuenta bancaria de los trabajadores. Es decir, no se aumenta el sueldo mínimo, se da un bono. Deja intacto el modelo. La precariedad y la indignidad permanece.

Los artífices del modelo destruyeron la educación pública y dejaron a millones de personas si acceso al conocimiento básico. Pero lo que los “cardenales de la economía” no previeron, fue que estas nuevas generaciones se auto educaron por medio de la cultura urbana, del internet y los juegos de computados en línea. Estas nuevas generaciones desarrollaron inmunidad a la expoliación económica y educacional, y esos obispos del hambre, nunca se enteraron por que estaban demasiado ocupados disfrutando de sus paraísos fiscales.

Estas nuevas generaciones, lograron aprender por su cuenta sobre filosofía, economía y leyes y fueron capaces de percibir que la versión oficial no se correspondía con la realidad.  

En mi columna anterior ( https://infomarruecos.ma/el-anarkismo-que-es-y-sobre-todo-que-no-es-por-cristian-guzman-z-master-cs-politicas-y-seguridad-del-estado-abogado/ ), señalé que los que son parte del problema no pueden, por un “imperativo categórico de inhabilidad moral” ser parte de la solución, deben irse, deben alejarse de cualquier propuesta para salir de la crisis y sin embargo siguen aferrándose a sus cargos de privilegio. Se entiende, pero ellos han de entender “Por la Razón o por la Fuerza” que deben irse y pronto.


Show More

Related Articles

Close
Close