EEUU con Trump: Una Casa Blanca… muy blanca

0
Said Jedidi es periodista, escrtor y embajador de la paz por el Circulo Universal de embajadores de la paz (Ginebra)

Ciento cuarenta y tres años después de la abolición de la esclavitud, un afroamericano llegó a la responsabilidad suprema.

Es la excepción que desmiente la regla. Es, en todo caso, el pasado, brillante, alentador, esperanzador  pero efímero. Lo enterró con toda inmunidad y toda vergüenza el actual presidente, Donald Trump.
En Estados Unidos se va a volver a comenzar, porque esto no puede seguir así.
En la plantilla de las/los cursillistas de la Casa Blanca que Barack Obama había alcanzado un 47% ha sido reducida por Trump a tolerancia cero. Ningún cursillista de color. Una auténtica depuración étnica y racial y un mensaje claro y amenazador para todos los satélites no americanos ni occidentales ni blancos (como él) que giran en la órbita de los Estados Unidos de Trump. El hombre es segregacionista con sus propios compatriotas, muchos de los cuales le llevaron con sus votos a donde está y si lo es y está con ellos ¿Cómo se comportaria con los que no lo son, como las vacas lecheras de Oriente Medio?
En Chicago, Obama ha comenzado su “ofensiva” entre los “suyos”, pero no pocos creen que se debe hacer màs prever lo peor.
Para Trump, por ser blanco el presidente norcoreano es infinitamente más apreciado que todos los grandes de color de Estados Unidos.