El buque Cherry Blossom, incautado ilegalmente en Sudáfrica, abandona las aguas sudafricanas y su cargamento es devuelto a su propietario legítimo, el Grupo OCP

0

Infomarruecos/Conacentomarroqui

El barco Chery Blossom salió de las aguas territoriales de Sudáfrica y se recargó a su propietario legítimo, el Grupo OCP.

    El barco, que lleva la bandera de las Islas Marshall, fue confiscado con un cargamento de fosfato marroquí en el puerto de Port Elizabeth en Sudáfrica,  en mayo de 2017, después de que un tribunal sudafricano dictaminara que debería permanecer en el puerto hasta que se resolviera el caso, debido a que el cargamento venia de las provincias sureñas de Marruecos, a raíz de una denuncia presentada por el frente separatista Polisario.
    La corte sudafricana decidió vender las 55,000 toneladas de fosfato, de las cuales 45,000 toneladas de fosfato de alta calidad, en una subasta pública, lo que el portavoz oficial del gobierno marroquí llamó « piratería política ».
    El grupo OCP indicó en un comunicado, hoy martes 8 de mayo, que « La subasta ha fracasado”, reiterando su condena al decomiso como « una grave violación de los principios fundamentales de la ley y una amenaza a la libertad del comercio mundial ».
    La Oficina del OCP también condenó lo que describió como « operaciones que dañarían a la población local, que es el principal beneficiario de la actividad del grupo en la región », renovando su « compromiso incondicional con esta población”.
      El envío regresó a sus legítimos propietarios por “un dólar simbólico” después de que ningún cliente potencial reconoció la legalidad de la subasta o la legitimidad del estatus otorgado por el poder judicial sudafricano al Polisario », dijo el director de asuntos legales del grupo a la agencia France-Presse.