CrónicasEn voz altaFeatured

El comunicado de la AMDH sobre la comisión de  »violaciones » en el seno de la DIDH recoge hechos que distorsionan la verdad, manchados de mala fe y tienen un carácter subversivo (DIDH)

Puntualizacion

La Delegación Interministerial para los Derechos Humanos (DIDH) consideró, el martes, que el comunicado publicado por la oficina central de la Asociación Marroquí para los Derechos Humanos (AMDH) bajo el título « No a las violaciones de los derechos humanos en el seno de la DIDH » contiene declaraciones que distorsionan la verdad, manchadas de mala fe y con carácter subversivo ».

En una aclaración en respuesta a un comunicado hecho público por la oficina central de la AMDH en la que esta asociación afirma que  »la DIDH habría encubierto casos de acoso sexual de los que fueron víctimas funcionarias de la Delegación, ejerciendo al mismo tiempo represalias contra las funcionarias que desencadenaron este asunto », la DIDH constata que las observaciones contenidas en el comunicado de la asociación son difamatorias en la medida en que atentan contra la dignidad de las funcionarias y también contra la imagen de un servicio público, sobre todo porque no se basan en ninguna prueba y, en consecuencia, la DIDH se reserva el derecho de recurrir a la justicia ».

En su declaración titulada « No a la subversión y a la ocultación en nombre de los derechos humanos », la DIDH precisa que « tomó la iniciativa y sin ninguna vacilación, una primicia en los anales de los derechos humanos a nivel institucional y asociativo, de revelar los casos de cuatro funcionarias que se declararon víctimas de acoso sexual. Al recibirlos, el Delegado Interministerial para los Derechos Humanos expresó su fuerte indignación al tiempo que les presntó disculpas antes de informarles de su decisión de remitir el caso a la fiscalía”.

Recordando que había emitido un comunicado sobre el tema el 8 de febrero de 2022, la DIDH se pregunta sobre la existencia de una intención de encubrimiento como se menciona en el comunicado de la oficina central de la AMDH.

En su comunicado, la DIDH asegura que « ha velado por un seguimiento directo del caso, presentándolo por segunda vez en forma de denuncia ante la fiscalía del tribunal de primera instancia de Rabat », anunciando que « se presenta como parte de la opinión pública que sigue este dosier, dada la importancia de los indicios que desembocarían en su enjuiciamiento al final de la investigación ».

Añadió que la justicia es la única facultada para decidir sobre este asunto y separar la verdad de la falsedad, antes de preguntarse sobre la existencia de cualquier intención de encubrimiento como se menciona en el comunicado de la oficina central de dicha asociación.

La DIDH también indicó que « ha encomendado el caso al Ministerio Público y no ha dudado en calificar de agresión el acto perpetrado por el demandado, quien, tras haber sido cesado en sus funciones a petición suya, ha regresado a su administración de origen ». Por lo tanto, la DIDH no interviene en su promoción ni en su asignación a otra administración ».

Esto, según la misma fuente, demuestra una vez más la mala fe que mancha el comunicado de la oficina central en su distorsión de los hechos y el vínculo que evoca entre el individuo acusado de acoso sexual y la Delegación Interministerial de Derechos Humanos. Map

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page